Todo lo que deseabas saber en Seguridad



lunes, 5 de noviembre de 2012

Madrid Arena: los auxiliares de Kontrol 34 daban las órdenes a los vigilantes de Seguriber

Desde el punto de vista de los que vivimos la seguridad cada día, la tragedia del Madrid Arenas, presenta incógnitas que se van despejando.


Ls primera pista nos la da la información que nos va llegando: Seguriber era la única empresa de seguridad como tal, cuyo personal eran vigilantes de seguridad, ya que Kontrol 34 no consta como empresa de seguridad registrada en el Ministerio del Interior, lo que supone que su personal son auxiliares de servicio, es decir, porteros, conserjes o controladores de acceso, no vigilantes de seguridad.

DivierTT fué la empresa organizadora de la macrofiesta y por tanto, la encargada de delegar las funciones de seguridad a las empresas de su elección, que en este caso, fueron Kontrol 34 y según últimas informaciones, Dator. Lo cierto es que la normativa no exige que en el interior del local donde se celebre el evento haya vigilantes de seguridad, por lo que DivierTT no hacía nada ilegal contratando a Dator o Kontrol 34, empresa de uno de los colaboradores de Miguel Ángel Flores, responsable de DivierTT S. L.

Si nos fijamos en Kontrol 34, la empresa tiene como objeto social la organización de eventos promocionales, entre otras funciones relacionadas con ésta. Y las 75 personas que Kontrol 34 desplazó a la fiesta se encargaron del funcionamiento en el interior. Lo que nos lleva a una clara paradoja: el personal de Kontrol 34 era el responsable de la seguridad interior y "dirigía" la actuación de los únicos 5 vigilantes que Seguriber tenía en una cabina interior o controlando los accesos. Personal no cualificado daba las órdenes a los vigilantes.

Seguriber controlaba la zona exterior con 33 vigilantes y los cinco restantes se encontraban en el interior. Pero allí dentro no se respetaron las zonas y la capacidad de cada una de ellas en cuanto a aforo. En la pista central se llegaron a acumular unas 8.000 personas, cuando la capacidad era de unas 3.800, con un mínimo de garantías para los asistentes.

No había servicios en el nivel de la pista central, por lo que la gente se desplazaba continuamente hacia otras zonas, y los pasillos de acceso no estaban delimitados en uno u otro sentido, sino que las corrientes de gente chocaban y se mezclaban en ambas direcciones.

Justo antes de que se iniciara la avalancha que acabó con la vida de Rocío, Belén, Cristina y Katia, se produjo la entrada masiva de unas 2.000 personas que querían ver la actuación de Steve Aoki, que agravó la situación que había en la pista, ya que una gran parte de los asistentes intentaba salir de la zona de pista por la terrible masificación que había y la riada de gente ya se encontraba en la fiesta y que quería bajar a la pista central. Tres corrientes que se encontraron en el túnel central de acceso a la pista, sin ningún control por parte del personal del interior, que en ningún momento dio aviso por megafonía ni impidió que se acumulara gente en ese pasillo luchando en direcciones contrarias.

Un cúmulo de errores que costaron la vida a cuatro jóvenes. Lo cierto es que la Ley de Seguridad Privada recomienda, sin que haya obligación, una ratio de 4 vigilantes de seguridad por cada mil personas, pero no obliga a que el personal que se encuentra en el interior del recinto sean vigilantes de seguridad y el dispositivo de seguridad es el mismo a partir de las 5.000 personas, aunque la cifra se eleve a 10.000 o más.

Lo que nos lleva al siguiente dato importante: el personal que se encontraba en el interior no tenía ningún tipo de formación, ya que la mayoría eran simplemente desempleados a los que se les había ofrecido un contrato por las horas que iban a trabajar esa noche. No tenían ningún conocimiento sobre eventos multitudinarios, seguridad, protocolos de actuación o primeros auxilios.

Y por último, aunque la empresa organizadora haya señalado a la bengala que se disparó como causante de la desgracia, lo cierto es que la investigación policial ha dejado claro que no fué la bengala la causante de la avalancha. Bastante antes del trágico suceso, se disparó una bengala en la zona de escenario, sin consecuencias y aunque es cierto que también se disparó una en el túnel, fué encendida 20 minutos después de que sucediera la desgracia. Para la policía es evidente: no se puede acusar al propietario de la bengala de homicidio imprudente, porque la bengala no provocó la avalancha, es decir, no hay relación de causa-efecto.

Ahora llega el momento de analizar y de sacar conclusiones, por parte de aquellos que son responsables de hacer las normas y obligar a que éstas se cumplan. Y también de responder a las preguntas que nos hacemos todos: ¿La normativa es adecuada para la situación de afluencia masiva en fiestas en las que suele circular alcohol, drogas y la gente pierde el control o hay que cambiarla? ¿Se debe aumentar la Seguridad Privada aunque se encarezcan los costes y también la presencia de los Cuerpos de Seguridad del Estado? ¿Cómo podemos evitar que se repita algo tan trágico y que no debería haber sucedido nunca?

Son preguntas difíciles, es cierto, pero ahora llega el momento de que entre todos, especialistas en Seguridad Privada, responsables de los Cuerpos de Seguridad del Estado y políticos, se atrevan a dar el paso que desde hace tiempo reclaman los profesionales de la seguridad: sólo el personal con formación, incluso específica en grandes eventos de masas está preparado para detectar los problemas que surgen en las grandes concentraciones y actuar en consecuencia. Quizá si el personal hubiera estado preparado, jamás habríamos tenido que lamentar esas muertes. Trabajemos para que no se repita algo así. Es lo mínimo que les debemos a ellas, y a sus familias.


SEGURIBER, KONTROL 34 y DivierTT SON IMPUTADOS
.

Etiquetas: , , ,

entrada de Nuria @ 11:12

0 comentarios:

Publicar un comentario

ATENCION - Los comentarios se "Moderan" para evitar cualquier tipo de comentario violento, obsceno, abusivo, ilegal, racial, xenófobo, difamatorio o discriminatorio, lo que significa que tu comentario no se publicará inmediatamente.

El Blog se reserva el derecho de retirar, editar cualquier comentario o participación, para facilitar el normal funcionamiento de la comunidad. Por lo que te pedimos que te expreses de forma educada.

Por último, los autores de este blog no se responsabilizan de las opiniones y comentarios vertidos por los usuarios.

A continuación puedes publicar tu comentario:

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal