Todo lo que deseabas saber en Seguridad



miércoles, 22 de julio de 2009

¿Violencia de genero?

La violencia puede ser física y psicológica y ambas tienen consecuencias desatrosas tanto físicas como psicológicas sobre la víctima.
-Las agresiones físicas - incluidas las sexuales:
Son las más fácilmente identificables, tanto por la víctima como por los testigos y el sistema sanitario. La intensidad de esta violencia va desde empujar o inmovilizar a la mujer hasta la violación, el empleo de armas y el homicidio. Lo más habitual es que se inicie de forma suave, haciéndose progresivamente más frecuente e intensa.
-La violencia psicológica:
A pesar del impacto que nos produce un rostro lleno de moratones y otras señales de violencia machista sobre una mujer, tanto los especialistas como las propias mujeres agredidas suelen afirmar que el maltrato psicológico reiterado es el más temible. Y lo es por varios motivos:
Porque la víctima no suele darse cuenta de que está siendo agredida, pues identifica el acoso psicológico de su pareja como la consecuencia de los defectos propios. Ningún maltratador seduce a su víctima maltratándola. Más bien al contrario, la llenará de alabanzas y regalos, haciéndola sentir la mujer más maravillosa del mundo.
Por eso cuando tras un tiempo de relación comienzan las agresiones verbales o las miradas de reproche y amenaza, no puede dar crédito a lo que está pasando.
Los períodos de calma o de "luna de miel" se inician cuando el agresor se disculpa alegando que tiene problemas en el trabajo, que había bebido demasiado o que tiene un terrible miedo de perderla, pero en el fondo la estará acusando soterradamente de algo, a la vez que le estará pidiendo más paciencia y comprensión.
La mujer desea que todo vuelva a ser normal, e intentará modificar las conductas que han provocado el enfado o la ira de su pareja. Apenas será consciente de que poco a poco habrá más detalles de su conducta que lo provoquen. Se adaptará a sus nuevos requerimientos y con ello, de manera inconsciente, afianzará en él su sentido de dominación y posesión sobre ella.
Llegará un momento en el que ella sienta que no sabe en qué está fallando, o crea que está fallando en todo.
Recordará los primeros tiempos y no hallará correlación entre aquel hombre encantador y el que ahora la recrimina y humilla.
Le costará reconocerse a sí misma porque, sin duda, ya no es la misma de antes, aquélla de quien se enamoró su pareja, pero ¿cómo volver a ser la de antes si ya no se recuerda? ¿Y qué sentido tiene volver a ser la de antes si ya por entonces él comenzaba de forma casi imperceptible a criticarla o a burlarse de su forma de cocinar, de vestir, de su pasado, de su familia o de su trabajo?
Cuando la mujer siente que ya no se reconoce está perdida y no le queda ningún punto de referencia al que acogerse para poder pensar con claridad y actuar con determinación.
Porque el sufrimiento psicológico provoca alteraciones en la salud mental y física de quien lo padece: Depresión, olvidos reiterados, nerviosismo, insomnio, crisis de ansiedad y de pánico, inseguridad, descuido personal y de la familia, aislamiento, problemas digestivos, caída del cabello, contracturas musculares, extrasístoles, crisis hipertensivas, mal funcionamiento del sistema hormonal y otras manifestaciones psíquicas y físicas.
Porque la violencia psicológica suele preceder a la física, aunque la primera se prolongue durante años.
Porque si la violencia física puede provocar la muerte, también la psicológica puede llevar a ese fin, por la suma de efectos negativos sobre la salud o porque llega un momento en que la mujer se halla tan irremisiblemente dañada y perdida que no encuentra otra salida a su sufrimiento que el suicidio.
En noviembre de 2008, Manuela Martínez, profesora de Biopsicología de la Facultad de Psicología de la Universidad de Valencia, presentó un estudio de la repercusión de la violencia física y psicológica en la salud de la mujer. Dicho estudio revela que las mujeres que han sufrido maltrato físico recuperan más fácil y más rápidamente su salud integral que aquéllas que sufrieron maltrato psicológico.
La víctima tiene restringido casi totalmente el control sobre los bienes propios o comunes. Este tipo de violencia suele darse principalmente en parejas en que la mujer no hace aportaciones dinerarias, aunque no es infrecuente encontrar parejas en las que ambas partes o solamente la mujer aporta dinero a la economía familiar y se ve privada de cualquier posibilidad de gestión o de acuerdo sobre la misma, viéndose obligada a pedirle el dinero y rendirle cuentas exhaustivas sobre los gastos normales de la familia.
Otras formas de maltrato económico pueden ser:
Privar a la unidad familiar de sustento económico suficiente mediante utilización del dinero y los bienes comunes para placeres, vicios o deseos privativos.
Hacer negocios e inversiones imprudentes sin conocimiento de la víctima, muchas veces poniendo como garantía bienes comunes como la vivienda familiar
Incumplir las obligaciones de mantenimiento de la familia tras una separación o divorcio.
Violencia sexual: Es un tipo de violencia física que se manifiesta cuando se obliga a la víctima a realizar cualquier tipo de acto sexual mediante amenazas, chantajes, presión psicológica o por la fuerza física. El agresor reduce a la víctima a la condición de objeto al ser privada de manera coercitiva de su voluntad.

Etiquetas:

entrada de tribulete @ 23:01

0 comentarios:

Publicar un comentario

ATENCION - Los comentarios se "Moderan" para evitar cualquier tipo de comentario violento, obsceno, abusivo, ilegal, racial, xenófobo, difamatorio o discriminatorio, lo que significa que tu comentario no se publicará inmediatamente.

El Blog se reserva el derecho de retirar, editar cualquier comentario o participación, para facilitar el normal funcionamiento de la comunidad. Por lo que te pedimos que te expreses de forma educada.

Por último, los autores de este blog no se responsabilizan de las opiniones y comentarios vertidos por los usuarios.

A continuación puedes publicar tu comentario:

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal