Todo lo que deseabas saber en Seguridad



martes, 6 de noviembre de 2012

Un vigilante apuñalado gravemente... y su agresor en libertad de nuevo


El pasado viernes 2 de noviembre, un compañero vigilante de profesión, fué apuñalado gravemente a plena luz del dia, cerca del Centro Galego de Arte Contemporanea.

Su agresor ya contaba con 54 detenciones previas, la mayoría por delitos con violencia y fué localizado rápidamente gracias a la descripción que el vigilante facilitó a la patrulla de policía que se había desplazado hasta el lugar de los hechos.

El hombre fué detenido por los agentes de policía en la zona monumental y se le encontró encima una navaja con claros restos de sangre, que muy posiblemente pertenecía al vigilante de seguridad.

Hasta aquí todo normal. Lo que sorprende (aunque por desgracia en este país, cada vez menos) es que ese hombre, vuelva a estar en la calle y pueda seguir siendo un peligro para cualquiera que se cruce en su camino.

Evidentemente no es el caso del vigilante, que sufrió una agresión de tal intensidad que podría haber acabado con su vida, y que le afectó a los tendones del brazo que fueron seccionados cuando intentaba defenderse y parar los navajazos de su agresor. Fué intervenido de urgencia para poder conservar la movilidad de su brazo, y aún está por ver qué lesiones podrían quedarle.

La sensación que le queda a cualquiera y que también preocupa a la policía, a los comerciantes y a todos los profesionales de la seguridad, es que la impunidad con que se cometen delitos es cada vez mayor.

La inseguridad de que nos quejamos es en parte por los delitos que se cometen pero también pesa y mucho, la sensación de que por mucho que se trabaje para sacar a delincuentes de la calle, por bien que haga cada uno su trabajo, sea vigilante o miembro de las fuerzas públicas de seguridad, los delincuentes, los agresores, todos los que se saltan la ley sin ningún miramiento, acaban tranquilamente en la calle, y los que se juegan incluso la vida, nos quedamos con la boca abierta y sensación de impotencia.

En libertad con cargos. Así es como termina todo el trabajo de investigación y la detención por parte de la policía. Y no debería ser así. O la justicia se aplica con rigor y rapidez, o se cambian leyes y se facilitan los instrumentos necesarios a los responsables de sacar a los delincuentes de la calle. Y hay que hacerlo ya.





Etiquetas: ,

entrada de Nuria @ 11:59

0 comentarios:

Publicar un comentario

ATENCION - Los comentarios se "Moderan" para evitar cualquier tipo de comentario violento, obsceno, abusivo, ilegal, racial, xenófobo, difamatorio o discriminatorio, lo que significa que tu comentario no se publicará inmediatamente.

El Blog se reserva el derecho de retirar, editar cualquier comentario o participación, para facilitar el normal funcionamiento de la comunidad. Por lo que te pedimos que te expreses de forma educada.

Por último, los autores de este blog no se responsabilizan de las opiniones y comentarios vertidos por los usuarios.

A continuación puedes publicar tu comentario:

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal