Todo lo que deseabas saber en Seguridad



lunes, 16 de noviembre de 2009

¿Porque se suicidan?

"Te das cuenta que no formas parte de la élite cuando llegas a un restaurante y no tienes mesa reservada". Un ex futbolista internacional afirma que un peligroso abismo separa la fama de la cotidianidad. Cuando aparece una indomable depresión, la cabeza estalla y ese paso se convierte en un muro insalvable.
Médicos, psiquiatras y preparadores físicos sostienen que el abandono de la "burbuja irreal" de la notoriedad, la presión del entorno y el dopaje forman un mezcla peligrosísima.
Luis Ocaña, enfermo, se reventó la sien con un disparo de escopeta.
Jesús Rollán, sin alicientes tras dejar el waterpolo, se precipitó al vacío desde un balcón.
Robert Enke, hundido moralmente, se lanzó el pasado martes a la vía de un tren de Hannover.
Dimitri de Fauw, depresivo tras causar la muerte de Isaac Gálvez, se ahorcó el primer viernes de este mes.
Tres días después, el ex ciclista Agustín Sagasti también apareció colgado en su domicilio.
Julián Álvarez García (médico de la Federación Española de Triatlón) apunta como culpable a la sociedad de consumo: "El problema radica en que los deportistas de alta competición son elevados al Olimpo de los dioses. Tienen un enorme reconocimiento social, que desaparece cuando se retiran. Hay gente que no tolera bien ese cambio. Además, todo eso se complica con la alteración de la situación económica. Si no han administrado bien sus ingresos caen en una crisis de ansiedad".
Los deportistas famosos por su protagonismo social y sus altos ingresos poseen una gran facilidad para entrar en el submundo de las drogas de diseño. Maradona, Pantani y Chava Jiménez cayeron en esa trampa. La dependencia de este tipo de sustancias produce conflictos emocionales que en casos graves puede desencadenar en comportamientos suicidas, advierten algunos psiquiatras. Álvarez también señala al dopaje: "Acudir a prácticas prohibidas para mejorar el rendimiento, no sólo provoca sentimiento de culpa, sino que altera el humor y deriva en pautas maniacodepresivos".
Alfonso del Corral, médico del Real Madrid, incide en la misma tesis: "En el mundo del espectáculo es frecuente encontrar el éxito, pero cuando llega la retirada, esa gente entra en la rutina y se topa con el vacío y la negatividad. Somos víctimas de nuestra propia sociedad: en Suecia hay más suicidios que la India. En la alta competición se produce una 'burbuja de irrealidad', que si no se gestiona bien y se une a una serie de fracasos afectivos y de patrimonio provoca un bajón brutal que puede desencadenar en el suicidio".
La excesiva responsabilidad mata. Eso es lo que advierte el doctor Valentin Marsker, que diagnosticó a Enke "un miedo agudo al fracaso". Para el que fuera portero del Barça, los goles encajados se convertían en dramas insuperables. Todo se complicó cuando su hija falleció por una malformación cardiaca congénita.
En la misma línea se pronuncia Luis Borrás, psiquiatra forense: "En este asunto influye la llamada depresión del éxito: cuando uno ha conseguido todo, ya no hay nada por lo que luchar, entonces, la vida carece de sentido. Otro aspecto es que, por regla general, los deportistas para llegar a la cima han estado alejados de familia y amigos, lo que genera soledad e incomprensión". Borrás también añade que el exigente entorno competitivo y las retiradas tempranas, poco más de 30 años, crean "crisis de expectativas". "El sobreesfuerzo también provoca depresión. Y todo esto unido a la consecución de dinero fácil puede terminar en drogadicciones", concluye.
Juan Manuel Bastida, especialista en medicina deportiva, sostiene que en este tema hay que observar dos puntos: el rol del deportista y la presión del entorno. "Entre nosotros, el deportista es considerado un modelo, pero se frustra cuando no puede o deja de representar ese papel, entonces aparecen los trastornos depresivos, que pueden desembocar en la automedicación de estimulantes, este consumo conlleva actitudes suicidas".
Bastida añade que los deportistas sufren el acoso de técnicos o directores, que en su calidad de ex campeones se creen personajes únicos. "Ellos actúan de forma arrogante, atesoran fantasías de éxitos y poder y producen moving laboral, algunos chicos no pueden soportar esta tensión y se hunden. Muchos recurren al dopaje y las drogas como vía de escape, pero estas te llevan a la ruina moral y física.
Jerónimo Sáiz, profesor de psiquiatría de la Universidad de Alcalá de Henares, discreta y afirma que los suicidios de los deportistas son excepciones: «La práctica del deporte es positiva para la salud física y psíquica. Otra cosa es que alguien se ponga hasta el cuello de anabolizantes y estimulantes». Manuel Pueyo (ex presidente de la Comisión Antidopaje de la Federación de Ciclismo) huye del aspecto singular del deportista. "La mente humana es indescifrable. Se me ocurre que estos dramas pueden producirse por un trastorno afectivo, porque cuando uno es famoso se siente muy arropado y luego ese abrigo desaparece. Es difícil saber porqué se suicidan, aquí entramos en un terreno donde las estadísticas no sirven. Podemos recordar el caso de Luis Ocaña, pero es que él tenía una personalidad desequilibrada. Siempre fue muy raro, muy depresivo, y a cualquier persona de estas características les puede dar la vena suicida. Las últimas muertes no son muy diferentes a los del ciudadano cotidiano. Es posible que haya un cúmulo de circunstancias que provoque esa situación, pero siempre, en el fondo hay un trastorno depresivo y psiquiátrico, que en algunos casos no ha sido diagnosticado". Muchas dudas y una certidumbre: la cabeza explota cuando se vuelve ingobernable.

Etiquetas:

entrada de tribulete @ 21:23

0 comentarios:

Publicar un comentario

ATENCION - Los comentarios se "Moderan" para evitar cualquier tipo de comentario violento, obsceno, abusivo, ilegal, racial, xenófobo, difamatorio o discriminatorio, lo que significa que tu comentario no se publicará inmediatamente.

El Blog se reserva el derecho de retirar, editar cualquier comentario o participación, para facilitar el normal funcionamiento de la comunidad. Por lo que te pedimos que te expreses de forma educada.

Por último, los autores de este blog no se responsabilizan de las opiniones y comentarios vertidos por los usuarios.

A continuación puedes publicar tu comentario:

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal