Todo lo que deseabas saber en Seguridad



miércoles, 18 de noviembre de 2009

Cuidado con este timo

La expresión “rip deal”, en castellano, significa -ni más ni menos- “transacción corrupta”. Y esto es justamente de lo que se trata esta clase de estafa. Básicamente, consiste en apropiarse con habilidad -y muchas veces con violencia- de importantes cantidades de dinero en efectivo, a cambio de billetes falsificados.
La expresión “rip deal”, en castellano, significa -ni más ni menos- “transacción corrupta”. Y esto es justamente de lo que se trata esta clase de estafa. Básicamente, consiste en apropiarse con habilidad -y muchas veces con violencia- de importantes cantidades de dinero en efectivo, a cambio de billetes falsificados.Todo comienza indagando entre periódicos y anuncios. Lo que buscan los delincuentes son ofertas de bienes de todo tipo, preferentemente de alto valor. A continuación, los “interesados” se comunicarán con su futura víctima, mostrando interés en adquirir la propiedad que tienen en venta. Previamente se presentan como acaudalados empresarios de origen árabe, italiano o de Europa del este y hasta emplean identificaciones falsas (o de empresarios reales que aparecen en internet, pero que se dedican a otro tipo de actividades) para convencer a la persona. A su vez, alegan estar interesados en realizar fuertes inversiones inmobiliarias en el país.
Mientras la charla avanza con normalidad, pedirán la concreción de una cita para culminar el negocio en algún importante hotel o cualquier otro lugar público que no levante ninguna sospechosa. Como todo parece estar bien encaminado por ambas partes (los estafadores jamás intentan negociar el precio del bien en venta), antes de cerrar el trato de la compra del objeto, ofrecen a la víctima la posibilidad de hacer un cambio de moneda.Dicen que poseen dinero que quieren blanquear. Generalmente son francos suizos, marcos alemanes o dólares y pretenden obtener euros, ya que pretenden ponerlos en circulación. Si no dirán que tienen billetes de 500 euros, los cuales pretenden cambiar por efectivo de menor tamaño. La comisión del 20 por ciento que ofrecen no es para nada despreciable y la elegante presencia y estatus de quienes pretenden llevar a cabo el negocio no deja lugar a dudas.
Una vez que la potencial víctima acude a la cita y se encuentra con los estafadores, ese lugar público que en un principio le ofrecía seguridad, le terminará jugando una mala pasada. Al producirse el intercambio de maletines, el estafado no podrá verificar delante de los presentes la validez de los billetes suministrados. Siendo únicamente el primero y último de cada fajo originales, el resto son billetes falsos.
Pero aquí no termina el timo, ya que los delincuentes incluso tienen el descaro de seguir en contacto con la víctima. Ellos argumentaran que hicieron esa maniobra con el único fin de comprobar que la víctima estaba entregando billetes originales y no falsos, diciendo que en unos días entregarán el dinero pactado. No hace falta ni decirlo, ese dinero jamás aparecerá y, además, logran retrasar la presentación de la correspondiente denuncia.
Cuando se trata de compra de joyas, los delincuentes organizaran las citas en hoteles de lujo. Ahí, mientras concretan los detalles, entregan el maletín con el dinero falso y, si fuera necesario, arrebatarán la mercancía (el muestrario de joyas) usando la violencia, antes de darse a la fuga. Así es como se han visto estafados varios importantes joyeros.
La víctima es escogida, como en tantas otras clases de timos, en función de su capacidad de disponer de forma rápida de una importante cantidad de dinero en efectivo. Por esto, estafas de esta índole están orientadas hacia los empresarios o industriales.
Los grupos que cometen la estafa del “rip deal” tienen la característica particular de ser, generalmente, provenientes de países de la península balcánica, como Croacia o Serbia. Pero en el momento de la acción, son sólo dos o tres de los integrantes quienes entablan contacto con la víctima. El resto vigila, aguarda en un coche la fuga o actúa solo en caso de necesidad y urgencia.
Agentes de la Policía Nacional española ya han logrado desarticular varios clanes especializados en esta modalidad. Uno de ellos, el denominado Clan Jovanovic, contaba con una importante cantidad de miembros y medios para conseguir sus objetivos. De hecho, cuando fueron capturados, las fuerzas de seguridad del estado, les incautaron gran cantidad de billetes falsos de 500 euros y dinero de curso legal conseguido mediante el “rip deal”, documentos falsos y cinco vehículos de prestigiosas marcas.En otro caso de similares características, un ciudadano italiano y otro croata, fueron detenidos con una cifra millonaria de francos suizos falsos. Su intención era timar a un joyero mediante la supuesta compra de diamantes y la adquisición de un castillo en Catalunya. Claro está que su verdadero objetivo era otro bien distinto.

Etiquetas:

entrada de tribulete @ 20:13

0 comentarios:

Publicar un comentario

ATENCION - Los comentarios se "Moderan" para evitar cualquier tipo de comentario violento, obsceno, abusivo, ilegal, racial, xenófobo, difamatorio o discriminatorio, lo que significa que tu comentario no se publicará inmediatamente.

El Blog se reserva el derecho de retirar, editar cualquier comentario o participación, para facilitar el normal funcionamiento de la comunidad. Por lo que te pedimos que te expreses de forma educada.

Por último, los autores de este blog no se responsabilizan de las opiniones y comentarios vertidos por los usuarios.

A continuación puedes publicar tu comentario:

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal