Todo lo que deseabas saber en Seguridad



domingo, 23 de mayo de 2010

Robert Pickton

Robert William Pickton explicó a un policía secreta que había matado a 49 mujeres y lamentó no haber podido matar a una más para llegar al medio centenar.
El policía fue compañero de celda del que puede ser el mayor asesino en serie de Canadá. Pickton está acusado de matar a 26 mujeres, prostitutas y drogadictas, que desaparecieron a partir de 1995 de un barrio humilde del este de Vancouver, plagado de camellos y drogadictos.
Sesenta mujeres desaparecieron de la zona desde finales de los años 70, circunstancia que no pasó desapercibida entre la gente del barrio y que de vez en cuando se reflejaba en los medios de comunicación.
La policía ha recibido críticas por no haber puesto más interés en investigar las desapariciones de chicas, tal vez, por su condición social. Quizás si en 1997 le hubieran prestado más atención al testimonio de la prostituta Wendy Lynn Eistetter, que denunció que el granjero la había retenido esposada en su casa, se habrían salvado muchas vidas. Por aquel incidente, acusaron a Pickton de detención ilegal e intento de asesinato, pero el granjero alegó que había actuado en legítima defensa, y retiraron los cargos.
El primer juicio en el que le acusan del asesinato de seis mujeres empezó en enero en Westminster y está previsto que dure un año. Pickton, de 57 años, se ha declarado inocente de la muerte de Sereena Abotsway, Mona Wilson, Andrea Joesbury, Brenda Wolfe, Georgina Papin y Marnie Frey, seis prostitutas drogadictas que desaparecieron entre 1997 y 2001. Dice que él es sólo un trabajador y que ninguna de las mujeres desaparecidas había pasado por su granja.
Le detuvieron en febrero de 2002 por matar a dos mujeres. En la celda grabaron sus conversaciones, con el agente que se hacía pasar por delincuente, en vídeos que fueron reproducidos en el juicio. En estos, Pickton explicaba que su objetivo final era matar a 75 mujeres, dijo que pensaba tomarse un descanso cuando hubiera matado a 50 y que después retomaría la actividad con 25 más. El canadiense comentó, orgulloso, que había matado a más mujeres que Gary Ridgway, El Asesino del Río Verde, que con 48 víctimas se convirtió en el mayor asesino en serie de Estados Unidos. Explicó que su problema era que al final se había vuelto descuidado.
Pickton vivía en la granja de cerdos familiar, situada en Port Coquitlam (a las afueras de Vancouver). Cuando le detuvieron, la policía encontró en su nevera las cabezas y manos de dos mujeres. Las cabezas estaban cortadas en dos, verticalmente, y presentaban heridas de bala. En la granja también encontraron inhaladores de asma de Sereena Abotsway y dos jeringuillas con el ADN de la chica y él de Pickton. Apareció, además, una pistola con un juguete sexual en el cañón que presentaba restos del ADN de Pickton y de Mona Wilson y los tenis y un rosario de ésta.
Por su parte, la defensa alega que el hecho de que se encontraran restos de los cadáveres de las seis mujeres en la granja no implica que fuera el acusado quien las mató. Además, Pickton explicó que a veces compraba coches averiados en subastas de la policía de Vancouver y que en algunos aparecían prendas de ropa femenina.La policía sigue investigando la posible implicación del hermano del acusado, Dave, en los crímenes. Dicen que Robert hacía siempre lo que le decía su hermano que tiene una discoteca after hours, "Piggy`s Palace".
Los policías se ponían malos cuando empezaron a registrar la granja, con los hallazgos orgánicos, y tuvieron que ponerse mascarillas. Al parecer, Pickton mataba de igual manera a mujeres y cerdos, les daba un tiro en la cabeza y los descuartizaba. Se cree que los cerdos comieron restos de las mujeres asesinadas.
El juez avisó a los candidatos a jurado que iban a enfrentarse a una especie de película de terror en la que no tendrían la opción de apagar el televisor. Algunos periodistas han acudido a psicólogos para poder seguir asistiendo a las sesiones del juicio. Y en la sala de vistas han quedado sitios vacíos después de la primera jornada gore, en la que muchos familiares decidieron no volver.
En el juicio reprodujeron una cinta de cassette que los investigadores encontraron en la granja. La grabó el acusado en 1991 para una mujer. En ella, Pickton se define a sí mismo como un sencillo granjero. Cuenta que trabajó cortando carne, conduciendo un camión de basura, como soldador,... y que le habría gustado trabajar en un aserradero, pero que nunca le contrataron. Habla de las "cosas estúpidas" que hizo de niño, como chocar el coche de su padre, cuando tenía 3 o 4 años, y describe un viaje que realizó a Estados Unidos en 1974. Explica que era increíble la cantidad de norteamericanos a los que conoció que querían irse con él a Canadá y que le ofrecieron un trabajo de modelo, que rechazó. (En 1974 Pickton fue a Michigan a visitar a una chica a la que conoció por carta y con la que estaba comprometido, según él. La historia no prosperó porque los padres de ella no le dejaban irse a Canadá y él no podía dejar la granja, según contó).

Etiquetas:

entrada de tribulete @ 23:08

0 comentarios:

Publicar un comentario

ATENCION - Los comentarios se "Moderan" para evitar cualquier tipo de comentario violento, obsceno, abusivo, ilegal, racial, xenófobo, difamatorio o discriminatorio, lo que significa que tu comentario no se publicará inmediatamente.

El Blog se reserva el derecho de retirar, editar cualquier comentario o participación, para facilitar el normal funcionamiento de la comunidad. Por lo que te pedimos que te expreses de forma educada.

Por último, los autores de este blog no se responsabilizan de las opiniones y comentarios vertidos por los usuarios.

A continuación puedes publicar tu comentario:

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal