Todo lo que deseabas saber en Seguridad



viernes, 19 de marzo de 2010

Rubalcaba Dictador

El comisario jefe de la Brigada de Escoltas, la unidad policial encargada de la protección de altas personalidades, ha sido fulminantemente destituido de su cargo por reunirse con María Dolores de Cospedal en su despacho de la calle Génova sin informar a sus superiores jerárquicos, según han confirmado fuentes del Ministerio del Interior que dirige Alfredo Pérez Rubalcaba.
Ángel Riesco, comisario jefe de la Brigada de Escoltas, acudió a comienzos del pasado mes de febrero a la sede nacional del PP en la calle Génova de Madrid para entrevistarse con la número dos de Mariano Rajoy.
La iniciativa del encuentro partió de la propia Cospedal, que pretendía transmitir de forma discreta a Riesco algunas quejas acerca del servicio de protección que recibe del Cuerpo Nacional de Policía por su condición de secretaria general del PP.En lugar de utilizar el conducto reglamentario y exponer sus quejas directamente al Ministerio del Interior, Cospedal recurrió a un amigo personal, también alto cargo policial, para que comunicase a Riesco su deseo de entrevistarse con él en su despacho de la sede del PP.
Las fuentes consultadas, tanto en Interior como en la dirección del partido, aseguran que la visita del comisario a Génova fue “una reunión de trabajo sin carácter oficial”.La secretaria general del PP, según las mismas fuentes, informó a Riesco de algunas “deficiencias” en el servicio de protección asignado por Interior para su seguridad personal -formado por dos agentes de policía y un conductor en cada turno-, entre ellas la obsoleta flota de coches oficiales utilizada por los escoltas o las “distracciones” cometidas por algunos de ellos durante el desempeño de su misión.Así ocurrió recientemente cuando Cospedal estuvo a punto de ser derribada en plena vía pública por un “perturbado” que arremetió contra ella a la carrera y arrojó su bolso contra el suelo, sin que sus dos escoltas pudieran evitarlo porque se encontraban en ese momento “excesiva e imprudentemente alejados” de la dirigente del PP.
Riesco escuchó las quejas de Cospedal y se comprometió a “estudiar sus sugerencias”, pero advirtió a la secretaria general del PP que las restricciones presupuestarias hacían inviable en estos momentos la adquisición de nuevos vehículos policiales para la Brigada de Escoltas.
El comisario jefe no informó a sus superiores de su cita con Cospedal en la sede del PP, pero varios días más tarde, a finales del pasado mes de febrero, Riesco fue llamado a capítulo por los responsables de la Unidad Central de Protección, a la que está adscrita la Brigada de Escoltas.
El alto mando policial justificó su encuentro con la número dos de Rajoy argumentando que se trató de “una reunión de trabajo de carácter privado para tratar de mejorar el servicio”, según las fuentes consultadas.
Las razones expuestas por Riesco no convencieron a Interior, que al día siguiente comunicó al comisario su destitución como jefe de la Brigada de Escoltas -en la que trabajaban unos 300 agentes a sus órdenes- y su destino forzoso a un puesto burocrático de atención al ciudadano.

Etiquetas:

entrada de tribulete @ 10:26

0 comentarios:

Publicar un comentario

ATENCION - Los comentarios se "Moderan" para evitar cualquier tipo de comentario violento, obsceno, abusivo, ilegal, racial, xenófobo, difamatorio o discriminatorio, lo que significa que tu comentario no se publicará inmediatamente.

El Blog se reserva el derecho de retirar, editar cualquier comentario o participación, para facilitar el normal funcionamiento de la comunidad. Por lo que te pedimos que te expreses de forma educada.

Por último, los autores de este blog no se responsabilizan de las opiniones y comentarios vertidos por los usuarios.

A continuación puedes publicar tu comentario:

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal