Todo lo que deseabas saber en Seguridad



martes, 16 de marzo de 2010

Miedo en los Aeropuertos

¿Quien es Ryan Thomas?,un niño de cuatro años al que la Seguridad de un aeropuerto americano le obligó a quitarse los apoyos ortopédicos, que le permitian andar, para poder «superar» los controles de seguridad.
Ryan volaba por primera vez para celebrar en Disney World su cuarto cumpleaños, y lo hacía acompañado de sus padres.Su padre policía no salia del asombro por el trato dado a un niño de cuatro años.Esta historia es de esas en que la realidad supera la ficción, y da lugar a una amplia reflexión sobre la situación actual en los aeropuertos, donde últimamente destacan auténticas escenas, como si de una película de ciencia ficción se tratara, por seguir unos estrictos controles de seguridad.
Las medidas de seguridad que se están tomando en los aeropuertos de todo el mundo, a fin de evitar atentados terroristas, evidencian que los terroristas están ganando la batalla con muy poco coste para ellos y a costa de un precio excesivo para la población mundial.
Desde el 11-S, el Gobierno americano se dedicó a atemorizar al mundo y a sus propios ciudadanos imponiendo cada vez mayores medidas de seguridad y restricciones crecientes, algunas de las cuales son ridículas, como la anécdota que recientemente publicaba el «Herald Tribune» bajo el título: «En los aeropuertos ni una pluma queda sin controlar».
Según recogia el diario, una pareja trataba de trasladarse con sus mascotas, un par de loros, desde Newark, en New Jersey, a Fénix, en Arizona, apenas unos días después del fallido atentado en el vuelo con destino a Detroit. Uno de los animales era demasiado grande para embarcarlo en la cabina de pasajeros y, por tanto, se lo envió a la cabina de equipaje. Pero el más pequeño pudo viajar con sus dueños. Y allí comenzó la odisea, porque uno de los guardias de seguridad del aeropuerto decidió que debía cachear al loro bajo las alas, pero temía que éste le atacara.
La pareja propietaria no podía descartar esa posibilidad, puesto que el animal nunca había sido cacheado. Naturalmente, en cumplimiento de las nuevas normas, el guardia no quería dejarlo pasar sin explorarlo.Por suerte, la esposa recordó que uno de los trucos que habían enseñado a los animales era que, cuando se les pedía que imitasen un águila, los loros extendían sus alas y bajaban el pico. Lo que permitió al celoso guardián comprobar que no ocultaban explosivos entre las alas y el cuerpo.
El caso del terrorista nigeriano que logró pasar todos los controles en Holanda para viajar a Estados Unidos es uno de los más extraños desde el ataque terrorista de 2001, junto con el de aquel otro terrorista que llevaba los explosivos en los zapatos y que, afortunadamente, tampoco estallaron.Ambos tuvieron ocasiones de sobra para hacer estallar los explosivos sin interrupciones, encerrándose, como de hecho hicieron, en los lavabos de sus respectivos aviones durante el vuelo.
Como indicaba el embajador de España en Estados Unidos en un reciente artículo, viajar es hoy una lata.La sensación de pánico con tantos controles suponen un gasto de vida del total de la población mundial, además de los riesgos que, aunque los ignoremos, puedan ocasionar en la salud los nuevos sistemas que pretenden implantar.
Naturalmente, ningún líder quiere asumir la responsabilidad de que se pierda un avión de pasajeros debido a un atentado terrorista. Hay muchos otros valores en juego, muchos de ellos incuantificables.Por ello deben buscarse medidas de seguridad que prevengan los ataques terroristas sin que supongan una pérdida de muchas horas para la inmensa mayoría de los pasajeros. No se puede permitir que a los grupos terroristas de cualquier ideología les resulte tan barato amedrentar a la población y ganar esa inmerecida popularidad. No se trata de aumentar la seguridad con cacheos y registros incesantes, porque, como decía el embajador, para conseguir una seguridad cercana al cien por cien habría que instaurar un régimen con tal recorte de libertades individuales, que no valdría la pena vivir en él.
Se necesita, en esta época en que las tecnologías lo permiten, una mejor formación de los servicios de inteligencia, una mayor comunicación internacional de estos servicios y una importante concienciación ciudadana de su importancia en la prevención del delito.

Etiquetas:

entrada de tribulete @ 11:02

0 comentarios:

Publicar un comentario

ATENCION - Los comentarios se "Moderan" para evitar cualquier tipo de comentario violento, obsceno, abusivo, ilegal, racial, xenófobo, difamatorio o discriminatorio, lo que significa que tu comentario no se publicará inmediatamente.

El Blog se reserva el derecho de retirar, editar cualquier comentario o participación, para facilitar el normal funcionamiento de la comunidad. Por lo que te pedimos que te expreses de forma educada.

Por último, los autores de este blog no se responsabilizan de las opiniones y comentarios vertidos por los usuarios.

A continuación puedes publicar tu comentario:

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal