Todo lo que deseabas saber en Seguridad



viernes, 19 de marzo de 2010

Panico en las Urbanizaciones

Chalé individual con 3.500 m2 de parcela, 700 m2 construidos, 7 dormitorios, 5 baños, vistas al mar, orientación sur, jardines privados con piscina, en una zona privilegiada del Limonar… Este anuncio de Pisos.com podría resumir la casa de los sueños de cualquiera, aunque sólo unos pocos privilegiados logran convertirlo en realidad.
Sin embargo, no todo es color de rosa en el mundo de las casas de lujo.Esta semana se han producido nuevos asaltos a viviendas con sus propietarios en el interior.
En el último año, han trascendido una docena de robos de este tipo en la provincia de Malaga, mientras que las fuerzas de seguridad han desarticulado media decena de bandas especializadas en este tipo de delito en los que los ladrones se han vuelto más violentos. Ya no les preocupa si el domicilio está vacío. Inactivan los sistemas de alarma y se cuelan en los inmuebles como verdaderos expertos. La policía llama soñarreros o murcigleros a los delincuentes que aprovechan que los dueños duermen para acceder.
Aunque los hay que no temen actuar a plena luz.Y saben adónde deben ir. Urbanizaciones como El Candado, Pinares de San Antón, Monte Clavero, Limonar o Cerrado de Calderón o Guadalmar en la capital, o las de Marbella, San Pedro de Alcántara, Mijas o Nerja en la costa están entre sus favoritas. Acuden llamados por el alto nivel adquisitivo de sus vecinos.
Vivir en una de estas casas, sobre todo cuando ya se ha sufrido un robo, puede convertirse en una pesadilla. Así lo indica Mari Carmen, que hace seis años sufrió dos asaltos en menos de quince días en su casa de El Candado. Prefiere permanecer en el anonimato por miedo a que cualquier pista pueda servir a futuros ladrones. «La primera vez, volvíamos del cine con mi hijo menor de edad y al llegar vimos que habían destrozado el sistema de alarma», recuerda. Al abrir la puerta, vieron al fondo la luz del dormitorio principal encendida y a unos desconocidos en el interior. Los cacos huyeron por la ventana pero les dio tiempo de llevarse todo lo que guardaban en la caja fuerte: unos 6.000 euros en efectivo y joyas con un gran valor sentimental.
Lo que no imaginaban es que dos semanas más tarde otra banda volvería a elegir su casa. Esta vez, estaban vigilando a la familia. Esperaron a que se fueran el marido y la empleada de la limpieza. Mari Carmen se quedó sola en casa con su madre. Escuchó un ruido extraño en la cocina, se temió lo peor. Se dirigió hacia allí y vio que un hombre habían desmontado la ventana de seguridad y tenía medio cuerpo dentro de la vivienda. Aterrorizada, gritó a su madre que saliese al jardín por la puerta de atrás y ella se dirigió a la delantera. Pero en la puerta le esperaba uno de los ladrones con un cuchillo en la mano que no dudó en arrojárselo al cuello, aunque, por suerte, pudo esquivarlo. Los ladrones desistieron y se fueron corriendo, pero encontrarse frente a frente con su asaltante y que le atacase han dejado una huella en Mari Carmen. «Te roban la paz en tu propia casa, tu tranquilidad», indica.
Desde entonces, su familia han blindado su chalé para recuperar la normalidad, aunque no lo han conseguido del todo. Antes de los robos, tenían sólo una alarma en el interior de la casa conectada por cable al teléfono y la luz. Ahora, además de una alarma en la vivienda vía satélite, han colocado una alarma perimetral por infrarrojos. Tienen videovigilancia dentro y fuera del inmueble, no salen al jardín sin su botón de pánico y han llegado a instalar dos líneas de rollos de concertinas o alambres de cuchillas en espiral. Tenían cristales de seguridad antibalas; ahora, además, han llenado de rejas las ventanas. Las persianas, están conectadas también para cerrar la casa por completo a distancia. Incluso se plantearon instalar una habitación del pánico o electrificar el muro. «Me siento prisionera en mi hogar», dice.
Pero Mari Carmen no es la única. En toda la costa, otras familias han sufrido robos similares. «Una conocida de Pinares de San Antón incluso tuvo un tiroteo en su propia casa», dice. En muchas urbanizaciones privadas, los vecinos se han unido para poner más vigilancia en sus calles. «En El Candado, hemos contratado a dos vigilantes durante 24 horas, que patrullan por la zona y van con perros entrenados para atacar a los ladrones si es necesario», explica. Y esa seguridad extra supone un coste muy elevado. Para los vecinos de El Candado, cuya asociación preside Mari Carmen, se ven obligados a estas medidas debido a la escasez de vigilancia policial. «Aquí nunca vemos a ninguna patrulla de la Policía Local o Nacional, sólo vienen cuando ya es demasiado tarde y ha pasado algo grave; no existe un trabajo de prevención», señala.
Federico Sánchez, presidente de la Asociación Malagueña de Empresas de Seguridad Privada indica que, a pesar de la crisis económica, se está produciendo una mayor demanda de sistemas de seguridad. «No sólo estamos atendiendo más altas nuevas, sino que la sensación de miedo, debido al aumento de robos, ha hecho que clientes que ya tenían alguna alarma contratada han instalado medidas adicionales», indica. También han notado ese aumento de negocio en Securitas. «Antes nos contrataban por prevención, pero ahora es una cuestión de seguridad», dice Manuel García, responsable de esta empresa.
Securitas realiza más de 400 nuevas conexiones cada mes y tiene en la provincia 24.000 clientes. Muchas familias, explica, han tenido que irse de sus viviendas después de un robo.

Etiquetas:

entrada de tribulete @ 10:42

1 comentarios:

A las 22 de abril de 2010, 16:59 , Anonymous NOVATO ha dicho...

Bueno me van a permitir que les exponga mi punto de vista sobre el contenido del presente articulo, por otro lado muy de actualidad.

Pero en modo alguno quiero molestar a nadie, solo dar mi punto de vista, como persona que quiere aprender.

Que para estas bandas de delincuentes, las urbanizaciones de lujo sean su plato favorito es lógico, ya que lo que quieren son viviendas de ricos propietarios, o al menos de clase alta, y se han dado casos de robar con los moradores dentro y otros con la vivienda vacía.

Noticias varias nos informan muy a menudo de este tipo de actuaciones de delincuentes.
Pero me surgen serias dudas:

Si estos lugares son una “llamada” para los amantes de lo ajeno, yo me pregunto no deberían de contratar determinadas medidas de seguridad, doy por sentado que estas casas tienen un buen sistema de seguridad, alarmas cámaras etc, pero si aun así los roban, pues deberán de aumentar las medidas de seguridad.
Pero para nada comparto el modo de actuar de la señora que se menciona en las siguientes frases:
«La primera vez, volvíamos del cine con mi hijo menor de edad y al llegar vimos que habían destrozado el sistema de alarma», recuerda. Al abrir la puerta......
Vamos a ver señora si usted ve el sistema de seguridad destrozado, no puede entrar en la vivienda, debe de retroceder y llamar a la policía.

”Lo que no imaginaban es que dos semanas más tarde otra banda volvería elegir su casa. Esta vez, estaban vigilando a la familia”. Esa familia no pensó que la vigilancia de los objetivos es una de las formas mas básicas e iniciales en muchos robos.

Tienen vídeo vigilancia dentro y fuera del inmueble, no salen al jardín sin su botón de pánico y han llegado a instalar dos líneas de rollos de concertinas o alambres de cuchillas en espiral. Tenían cristales de seguridad antibalas; ahora, además, han llenado de rejas las ventanas. Las persianas, están conectadas también para cerrar la casa por completo a distancia. Incluso se plantearon instalar una habitación del pánico o electrificar el muro. «Me siento prisionera en mi hogar», dice.

Hombre estas medidas de seguridad no están nada mal aunque algunas no las comparta como por ejemplo las rejas en las ventanas, que para mi modo de ver las cosas no para a una banda de asaltantes, pero impide si hay un incendio dentro de la casa y no se puede llegar a la puerta, se pueda salir por la ventana.

“En muchas urbanizaciones privadas, los vecinos se han unido para poner más vigilancia en sus calles. «En El Candado, hemos contratado a dos vigilantes durante 24 horas, que patrullan por la zona y van con perros entrenados para atacar a los ladrones si es necesario».
Indudablemente esta medida es buena y cara pero yo creo que compensa de sobra al ganar en seguridad y tranquilidad.
Sobre la escasa presencia de patrullas policiales pues solo decirles a estas personas que llevan razón, pero es imposible cubrir todas las urbanizaciones (patrullando) con las dotaciones en servicio, siempre resultan pocas tanto de Policía Local, Guardia Civil o Policía Nacional para los grandes espacios que deben de controlar. De ahí la extensión de la seguridad privada a lugares donde la seguridad publica llena poco.
Y no olvidemos que las personas que planean un robo y estudian el terreno también observan las rondas policiales en el lugar, para saber si son muy a menudo, de que cuerpo, etc etc.

Gracias si deciden publicar este comentario

 

Publicar un comentario

ATENCION - Los comentarios se "Moderan" para evitar cualquier tipo de comentario violento, obsceno, abusivo, ilegal, racial, xenófobo, difamatorio o discriminatorio, lo que significa que tu comentario no se publicará inmediatamente.

El Blog se reserva el derecho de retirar, editar cualquier comentario o participación, para facilitar el normal funcionamiento de la comunidad. Por lo que te pedimos que te expreses de forma educada.

Por último, los autores de este blog no se responsabilizan de las opiniones y comentarios vertidos por los usuarios.

A continuación puedes publicar tu comentario:

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal