Todo lo que deseabas saber en Seguridad



domingo, 6 de septiembre de 2009

Cuidado con los Bancos chorizos

Una anciana de entre 75 y 80 años de Palma denuncia haber sido víctima de un "grave fraude" por parte de una entidad bancaria que opera en Baleares (Bankpime), después de que este banco invirtiera todos sus ahorros, que ascendían a más de 200.000 euros, en operaciones de riesgo, pese a que le garantizaron que obtendría beneficios e intereses "sin riesgo alguno".
Así, según el escrito que el bufete de abogados Coca y Asociados ha enviado al Juzgado de Primera Instancia de Palma y al que ha tenido acceso Europa Press, la entidad financiera prometió en 2003 a la mujer, J.Oliver Coll, que no dispone de formación alguna y en tratamiento desde hace años por depresiones, la posibilidad de obtener "importantes rendimientos económicos de sus ahorros", que hasta entonces estaban depositados en otras entidades financieras.
Tras aceptar depositar en el Banco de la Pequeña y Mediana Empresa (Bankpime) todo su dinero ahorrado tras vender una tienda de confección en la que trabajó toda su vida, la señora Oliver comenzó a percibir cantidades económicas provenientes de los depósitos a plazo fijo que, supuestamente, había contratado y que no comportaban ningún tipo de riesgo.
La sorpresa llegó cuando la mujer afectada, que "carecía de la capacidad suficiente para poder comprender los pormenores y el destino de su dinero", teniendo en cuenta su avanzada edad y sus "nulos conocimientos financieros", recibió hace algunos meses una llamada del citado banco en la que le comunicaba que "había perdido" los 200.000 euros depositados en esta entidad, debido a la situación de "crisis mundial", que había repercutido "negativamente en sus depósitos".
Tras el shock sufrido por esta noticia, la anciana mostró su queja de forma "airada" en diversas ocasiones, al no alcanzar a comprender cómo sus ahorros se habían esfumado, cuando en principio, no iba a haber riesgo alguno, tal como le prometió el banco cuando firmó los documentos, mediante los cuales, supuestamente, dejaba su dinero en depósitos a plazo fijo.
Tras no tener respuesta "comprensible alguna", Oliver decidió buscar asesoramiento legal en el bufete Coca y Asociados, que inmediatamente, solicitó el pasado 20 de abril a Bankpime una copia de toda la documentación referida a las operaciones financieras firmadas por su cliente (extractos bancarios desde su inicio, contratos, autorizaciones, formularios y documentos que acrediten los depósitos constituidos).
Sin embargo, la entidad no respondió a esta solicitud, por lo que el bufete le volvió a exigir el pasado 11 de mayo la misma documentación, bajo la advertencia de que acudiría a los tribunales para obligarles a efectuar esta entrega y hacer pública su "ilegítima actuación".
En esta ocasión, Bankpime sí remitió al bufete algunos documentos, considerados insuficientes por parte del abogado que lleva el caso, por lo que ante esta situación, decidió solicitar diligencias preliminares contra la entidad, con el fin de que el Juzgado de Primera Instancia determinase una fecha en la que el banco estuviera obligado a presentar toda la documentación referida a la señora Oliver.
Así, el Juzgado ha señalado el próximo 7 de octubre a las 11.00 horas como la fecha en la que el Banco de la Pequeña y Mediana Empresa deberá presentar la citada documentación, con el fin de que sea estudiada por el bufete de abogados, que decidirá si abre un procedimiento penal, en caso de que considere que se ha cometido un delito de estafa al comprobar que su defendida no firmó ningún documento que autorizara al banco a invertir su dinero en operaciones de riesgo.
Por otro lado, en caso de que los documentos sí que estén firmados, el letrado optará por la vía de lo civil, con el objetivo de reclamar la devolución de los 200.000 euros y una indemnización por los daños causados, al estimar que el banco ha hecho un fraude y ha engañado a la señora, aprovechándose de sus nulos conocimientos financieros y de sus problemas neurológicos, y a pesar de que insistió en que deseaba que sus ahorros no sufrieran ningún tipo de riesgo, sino que fueran depositados a plazo fijo.
Así, el bufete de abogados critica que su clienta "puede haber suscrito documentos de los que ni sospecha su existencia", lo que pondría de manifiesto que se trataría de una anciana "burdamente engañada", teniendo en cuenta que "no tiene capacidad para poder invertir y comprar acciones o participaciones en otros bancos".
Uno de los abogados del Bufete Coca Antonio Martínez declaró a Europa Press que un cargo directivo del citado banco llegó a visitar a la señora Oliver en su domicilio un día después de que ésta fuera operada de un tumor, con el fin de lograr que firmase una serie de documentos, a pesar de que conocía que no estaba en condiciones físicas ni mentales para hacerlo.
Además, reveló que como prueba de que la mujer puede haber firmado documentos sin contar con las plenas facultades mentales, esgrimirá ante el juez un informe que le ha remitido el neurólogo que lleva tratando a la anciana desde hace muchos años, a causa de sus constantes depresiones, que según señaló, se han agravado aún más tras haber perdido todo su dinero.

entrada de tribulete @ 23:21

0 comentarios:

Publicar un comentario

ATENCION - Los comentarios se "Moderan" para evitar cualquier tipo de comentario violento, obsceno, abusivo, ilegal, racial, xenófobo, difamatorio o discriminatorio, lo que significa que tu comentario no se publicará inmediatamente.

El Blog se reserva el derecho de retirar, editar cualquier comentario o participación, para facilitar el normal funcionamiento de la comunidad. Por lo que te pedimos que te expreses de forma educada.

Por último, los autores de este blog no se responsabilizan de las opiniones y comentarios vertidos por los usuarios.

A continuación puedes publicar tu comentario:

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal