Todo lo que deseabas saber en Seguridad



sábado, 29 de agosto de 2009

¿Otra Marta del Castillo?

Por cuarto día, la búsqueda de Laura Alonso, la joven de 19 años desaparecida en Toén en la madrugada del lunes, no obtuvo resultados. Un centenar de personas, entre Guardia Civil, Protección Civil, familiares y amigos, participaron ayer en el operativo de rastreo, y hoy se sumará un equipo de agentes especializados en inspección ocular e investigadores de élite de la UCO, la Unidad Central Operativa, que participaron en casos como el crimen de Fago y el de Rocío Waninkof.
El teniente Javier Martín, jefe del operativo, explicaba ayer que, en vista del resultado negativo, "se ha ampliado el radio de rastreo". "Creemos que es necesario cambiar, no centrarse en el mismo lugar", dijo. Martín recordó que los trabajos son complicados debido a la orografía del terreno, aunque "no se están escatimando medios".
La noche del jueves, la ex pareja de Laura, un hombre de 32 años, volvió a prestar declaración ante la Guardia Civil. El ex novio se convirtió en el principal sospechoso después de que apareciesen mensajes enviados desde su número en un móvil que la joven guardaba en su domicilio del pueblo de Xestosa. Fuentes de la investigación confirmaron que la joven, a comienzos de 2008, denunció a su ex novio por malos tratos y que, finalmente, retiró la denuncia por presiones familiares.
Lo que mantiene en vilo a la Policía Judicial es el hallazgo, en los primeros días de búsqueda, del móvil de Laura sin tarjeta ni batería. De hecho, los investigadores contemplan la posibilidad de que el mensaje que supuestamente la joven le envió a su actual pareja (diciéndole que ya había llegado a casa) no fuese escrito por ella, o bien que alguien la obligara a hacerlo.
Sobre las dos de la tarde de ayer, en el momento en que el equipo de búsqueda se retiraba para comer, la Policía Judicial se presentó en la zona del Colegio Público de Toén tras recibir el aviso de que habían aparecido varios CD grabados en la cuneta que hay junto al aparcamiento. Los discos fueron mandados a analizar para comprobar si pertenen a la chica.
En días anteriores, además del teléfono móvil, fueron encontrados en un radio de escasos kilómetros una chaqueta negra que identificó la familia y el propio coche de Laura Alonso. La Policía Judicial no ha hallado huellas en el coche de la joven a pesar de que una patrulla de la Guardia Civil aseguró haber visto a un hombre en el turismo aquella noche. En el caso de la chaqueta tampoco se han encontrado huellas, sin bien es cierto que la vecina que la encontró, al desconocer los hechos, lavó la prenda para quedarse con ella.
Por otro lado, uno de los equipos de Protección Civil que peinan la zona indicó que en la jornada del jueves uno de los perros de rastreo procedente de A Estrada "no hacía más que marcar una poza en el medio del monte". Ayer se presentó un equipo de Aquagest, pero no consiguió resultados. Por la tarde, se sumó el equipo subacuático de A Coruña, que en los próximos días se sumergirá en el Miño y rastreará las pozas y pozos del monte.

Etiquetas:

entrada de tribulete @ 16:42

0 comentarios:

Publicar un comentario

ATENCION - Los comentarios se "Moderan" para evitar cualquier tipo de comentario violento, obsceno, abusivo, ilegal, racial, xenófobo, difamatorio o discriminatorio, lo que significa que tu comentario no se publicará inmediatamente.

El Blog se reserva el derecho de retirar, editar cualquier comentario o participación, para facilitar el normal funcionamiento de la comunidad. Por lo que te pedimos que te expreses de forma educada.

Por último, los autores de este blog no se responsabilizan de las opiniones y comentarios vertidos por los usuarios.

A continuación puedes publicar tu comentario:

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal