Todo lo que deseabas saber en Seguridad



miércoles, 26 de agosto de 2009

"El Vaquilla"

Juan José se crió en una familia problemática. Su madre era presidiaria habitual y algunos de sus hermanos murieron mientras protagonizaban escenas delictivas. Orígenes duros que explican la difícil trayectoria vital posterior de este personaje. Cuando sólo tiene 23 años de edad, comienza su dudosa fama en una sonada fuga de una cárcel barcelonesa. Él y varios presos más intentan llegar a la ciudad cuando son interceptados por la policía en la Avenida Diagonal.
'El Vaquilla' ha recibido un disparo en la espalda y se queja ante los periodistas que filman la escena. Desde este momento a muy pocos les resultará extraña su cara. El joven había aprendido a conducir con nueve años. Aunque no tenía estatura suficiente para alcanzar los pedales, se ayudaba de cojines y ladrillos para protagonizar sus primeros robos y atracos. Por ese entonces, ya era un conocido malhechor en la Ciudad Condal.
Toda España se mostraba sorprendida por su habilidad y destreza y eso hizo que sus fechorías fuesen llevadas a la gran pantalla. Nacía así el llamado 'cine quinqui'. Juan José protagonizó películas como 'Perros callejeros', 'Yo, El Vaquilla' o 'Los últimos golpes de El Torete'. Precisamente, guardaba una estrecha relación con este último, otro delincuente barcelonés de similar calaña.
En 1984 secuestra a cuatro funcionarios de la Prisión Modelo de Barcelona, secuestro que aprovecha para reivindicar mejores condiciones de vida para los presos. La hazaña acaba cuando Juan José, adicto a la heroína, acepta cambiar a sus cuatro rehenes por la droga que le proporciona la policía. El momento en que recibía la sustancia y se la inyectaba fue captado por las cámaras, lo que pone de manifiesto hasta qué punto la vida de 'El Vaquilla' fue conocida por todos.
El resultado del altercado son 14 años más de condena, que el delincuente cumplirá en diversas cárceles españolas. En su largo periplo carcelario, Juan José no deja de derrochar ingenio. Un año más tarde, en 1985, se autolesiona en la prisión de Ciudad Real. El motivo: poder ingresar en la enfermería, un lugar desde el que le es más fácil huir. Sus trucos serían imitados por otros malhechores de la época, que también protagonizaron fugas y motines comentados.
En posteriores apariciones ante las cámaras, durante algunos permisos penitenciarios, el delincuente intenta parecer inocente y quitar hierro a sus fechorías. En repetidas ocasiones visita su barrio, La Mina, a las afueras de Barcelona. Allí presume de su mito y de sus películas ante jóvenes que critican, al igual que su héroe, la represión policial que se vive en el barrio marginal.
Ya en 1994, comienza una relación sentimental con Isabel Falla, a quien conoce através de las cartas que ella le envía a la cárcel. Aunque en televisión aparecen enamorados y confían en una pronta libertad para Juan José, lo cierto es que él mismo reconoció que no amaba a la joven, sino que la utilizó para salir de prisión. Ella misma acude ese año a diversos programas televisivos para defender la inocencia de su novio que, según sus palabras, no ha cometido "delitos de sangre".
El dos de septiembrede ese año se casan en los juzgados de Girona, en una boda cubierta por todos los medios de comunicación. Parece obsesionado por ser un personaje mediático y, en algunos registros policiales realizados en su vivienda, se encontraron numerosos recortes de periódicos con sus hazañas.
Cuando su vida parecía haber vuelto a la normalidad, en 1996 le detienen nuevamente cuando intentaba robar un coche en un garaje de la capital catalana, acompañado de una joven toxicómana. Este año marcará el comienzo del declive del mito de "El Vaquilla". Agotado ya el protagonismo alcanzado durante la década de los 80 y del que sigue presumiendo, no encuentra apoyo ni entre sus compañeros de celda.
Ya en una de sus últimas visitas a los juzgados, un trabajador que pudo verle apunta que "acabábamos de hablar con un cadáver". A finales de 2003, Juan José Moreno Cuenca moría aquejado de cirrosis hepática. Es enterrado en Girona, en un funeral en el que la policía estuvo presente en todo momento. La muerte le llegó sólo ocho días después de abandonar la cárcel, cumpliéndose así su deseo de morir en libertad.
Esta es la problemática trayectoria de un personaje fallecido a loas 42 años y que había pasado 28 entre rejas. La historia de un delincuente que siempre interesó a la sociedad, sumamente mediático y convertido finalmente en antihéroe.

Etiquetas:

entrada de tribulete @ 18:37

0 comentarios:

Publicar un comentario

ATENCION - Los comentarios se "Moderan" para evitar cualquier tipo de comentario violento, obsceno, abusivo, ilegal, racial, xenófobo, difamatorio o discriminatorio, lo que significa que tu comentario no se publicará inmediatamente.

El Blog se reserva el derecho de retirar, editar cualquier comentario o participación, para facilitar el normal funcionamiento de la comunidad. Por lo que te pedimos que te expreses de forma educada.

Por último, los autores de este blog no se responsabilizan de las opiniones y comentarios vertidos por los usuarios.

A continuación puedes publicar tu comentario:

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal