Todo lo que deseabas saber en Seguridad



viernes, 24 de julio de 2009

"El Dioni"

Dioni vuelve a ser noticia. Esta vez ni ha robado, ni ha estafado, ni ha visitado de nuevo los juzgados. Ahora regresa a la actualidad porque se cumplen 20 años de la fechoría que le convirtió en uno de los bandidos más populares de la historia delictiva española.
En julio de 1989 se fugó con 298 millones de las antiguas pesetas del furgón blindado que custodiaba como vigilante de la empresa de seguridad Candi. Tras el golpe huyó a Brasil, donde vivió "como el Curro de la tele" hasta que fue detenido. Le condenaron en 1991 a tres años y cuatro meses de cárcel. Sólo pasó 34 meses entre rejas.
Dionisio Rodríguez se ha reunido con varios de sus amigos en Madrid, en el Retiro, donde sigue guardando una legión de colegas que al verle por la calle le saludan con un cariño especial: "Aquí he vivido toda mi vida, y aunque resido en Moratalaz y Lepe, me siento muy a gusto en el barrio de mis padres", dice.Hasta los propios vigilantes de seguridad le señalan con simpatía. "Tú sí que vales, Dioni, no te creas que yo no he tenido la misma idea miles de veces", le espetó el pasado jueves un empleado de una empresa de seguridad en la calle Maiquez de Madrid.
Para celebrar estos 20 años, el Dioni ha sacado al mercado su tercer disco: 'Candy 19.30'. El título se refiere al nombre de la empresa donde trabajaba y a la hora en que hace cuatro lustros dio el macrogolpe. También ha impreso miles de billetes de 10.000 pesetas con su cara.'Me detuvieron por falsificación'"He puesto pesetas y no euros porque hace varios años cuando no existían los euros también hice billetes de mil y luego me detuvieron por falsificación, ya que hubo gente que los utilizo para pagar o para ir de putas a la Casa de Campo", subraya.
La semana pasada volvió a Madrid y paseó por los mismos lugares en los que hace 20 años corrió a toda prisa con tres sacas llenas de dinero para pegar a su vida un giro "de lo más brutal", según cuenta. "La verdad es que fue la leche, pero yo no robé, le quite el dinero a los más poderosos, a los bancos, que son los que nos lo quitan a nosotros", insiste. Aquella tarde de julio el Dioni reventó entre tanta pasta."Dos o tres días antes tuve la idea de robar el furgón, pero tomar la decisión la tomé a las 10.00 de la mañana de ese mismo día, cuando me enfadé con el jefe de personal".Ese día, cansado de ver tantos billetes, decidió dos horas antes que el dinero que "tantas tardes había custodiado" iba a estar en su cartera. Dionisio Rodríguez recogió aquella tarde distintas entregas de dinero en un furgón blindado, en compañía de José Luis Terrón Pratsy y Juan Luis Macarro Marcos, también vigilantes. Recogieron una de 298 millones del Banco Hispano Americano, "preparada en bolsas retráctiles, cerradas y precintadas, y éstas a su vez introducidas en siete sacas, también cerradas y precintadas".
Sobre las 19.15 horas, al llegar a la pastelería Mallorca de Alberto Alcocer, Dioni fingió un ataque de ciática y pidió al conductor del furgón, José Luis Terrón, que acompañase al otro empleado al local para recoger el dinero."Le dije a mi compañero que estaba mal y el hombre bajo con el otro compañero. Cuando ambos entraron en la pastelería, conté hasta 20, que era lo que se tarda en bajar la escaleras y al contar 20 me senté al volante del furgón y arranqué. No sabía si la primera era para delante o para atrás y salí cagando leches", prosigue. Aún recuerda de ese día cómo se puso a su lado en un semáforo un Ford descapotable con la canción Jalisco no te rajes. "Esa canción me vino al pelo. Ya no me podía echar atrás, ya iba a por todas"."Cogí tres sacas de billetes de mil, en total 298 millones, y cuidado que me podía haber llevado más", aclara elevendo su tono de voz. "Los medios de comunicación dijeron que dejé la calderilla y eso es falso. No me llevé 43 millones de pesetas en billetes, que era la nómina de una empresa que limpiaba aviones en Iberia. Como era viernes pensé en que si me lo llevaba les iba a fastidiar las vacaciones a más de uno".
Sobre las 20.00 horas el Dioni se dirigió a la calle del Maestro Lasalle, donde tenía aparcado su coche, un Audi 80. Luego fracturó los precintos y se apoderó de una "exigua suma, no determinada, de dinero", y dejó el resto a un matrimonio. Hasta ahora sólo se ha reintegrado parte del botín. Todavía faltan 140 millones. El Dioni sostiene que él no los tiene, que se los entregó a tres amigos, pero lo cierto es que los cuartos no aparecen."Si hubiera sido el robo ahora, en vez de 300 millones me hubiera llevado 5.000, porque los euros abultan mucho menos". Sigue manteniendo que no esta arrepentido y que lo volvería a repetir. "Si me preguntas si me volvería a llevar un furgón, diría que estoy en ello, porque con la golfería de políticos y empresarios que actualmente hay, me animan a ello".

Etiquetas:

entrada de tribulete @ 20:57

0 comentarios:

Publicar un comentario

ATENCION - Los comentarios se "Moderan" para evitar cualquier tipo de comentario violento, obsceno, abusivo, ilegal, racial, xenófobo, difamatorio o discriminatorio, lo que significa que tu comentario no se publicará inmediatamente.

El Blog se reserva el derecho de retirar, editar cualquier comentario o participación, para facilitar el normal funcionamiento de la comunidad. Por lo que te pedimos que te expreses de forma educada.

Por último, los autores de este blog no se responsabilizan de las opiniones y comentarios vertidos por los usuarios.

A continuación puedes publicar tu comentario:

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal