Todo lo que deseabas saber en Seguridad



miércoles, 30 de diciembre de 2009

Torturas

El juez José Castro tomó ayer declaración como testigo al subinspector de Policía que denunció un caso de torturas a un detenido cometido en el garaje del edificio de Jefatura de Palma.El funcionario estuvo destinado en Mallorca el pasado verano como integrante del refuerzo de seguridad.
En el mes de agosto tuvo que intervenir en un incidente entre un joven y un grupo de policías que se habían peleado en una discoteca del Paseo Marítimo. Los policías se encontraban fuera de servicio. El cliente fue detenido, pero el inspector de Policía con el que se peleó consideró que no era suficiente y acudió a su encuentro en Jefatura, donde parece ser que lo torturó con la ayuda de un funcionario de su grupo.
El subinspector que declaró ayer fue quien denunció lo ocurrido, aunque no lo hizo inmediatamente, sino semanas después cuando ya había regresado a su destino en Madrid. Este policía llegó a colocarle los grilletes al inspector al observar que agredía al detenido, si bien al poco tiempo se los quitó cuando le dijo que el joven se había resistido y se había visto obligado a utilizar la fuerza.
Este testigo contó ayer al juez que en el incidente no sólo se encontraba presente el inspector y el policía que fueron detenidos e ingresados en prisión por torturas. También se encontraban presentes otros tres policías que esa noche se encontraban de servicio en la inspección de guardia de Jefatura. Según el funcionario, ninguno de ellos hizo nada para evitar que los dos policías agredieran al detenido ni le apuntaran con una pistola descargada en la cabeza. Según señalaron fuentes próximas a la investigación, el juez pretende ahora identificar a estos tres agentes por no haber evitado el episodio de torturas.
De momento, además de los dos policías que participaron directamente en el incidente, el juez ha imputado a otros seis agentes. Hay sospechas de que este episodio violento en el garaje del edificio policial se conoció esa misma noche y que fue comentado por los policías que se encontraban de guardia. No sólo no se hizo nada, sino que tampoco quedó reflejado en ninguna diligencia policial.
Por otra parte, los dos policías que ingresaron en prisión acusados de torturas ya se encuentran en libertad. Ambos han tenido que abonar una fianza de seis mil euros. A uno de ellos le dejó en libertad la Audiencia de Palma.
Al otro lo liberó el juez de instrucción. Ambos han sido apartados de sus funciones policiales a la espera de que se celebre el juicio.Las mismas fuentes señalaron que el juez se plantea la posibilidad de llamar a declarar a los más altos mandos de la Jefatura para que expliquen qué medidas se adoptaron tras tener conocimiento de este grave suceso.

Etiquetas:

entrada de tribulete @ 9:07

1 comentarios:

A las 7 de enero de 2010, 10:56 , Anonymous Anónimo ha dicho...

Pues nada, yo lo siento por los funcionarios que se vieron salpicados , porque ¿quién le pone el cascqabel al gato?, sobretodo cuando ese gato es inspector...
Una pista, el inspector es hijo de El Moro, se han dejado las nóminas en fianzas, jejeje...
http://www.e-pesimo.blogspot.com/2008/01/en-libertad-la-trama-policial-que.html

 

Publicar un comentario

ATENCION - Los comentarios se "Moderan" para evitar cualquier tipo de comentario violento, obsceno, abusivo, ilegal, racial, xenófobo, difamatorio o discriminatorio, lo que significa que tu comentario no se publicará inmediatamente.

El Blog se reserva el derecho de retirar, editar cualquier comentario o participación, para facilitar el normal funcionamiento de la comunidad. Por lo que te pedimos que te expreses de forma educada.

Por último, los autores de este blog no se responsabilizan de las opiniones y comentarios vertidos por los usuarios.

A continuación puedes publicar tu comentario:

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal