Todo lo que deseabas saber en Seguridad



domingo, 29 de noviembre de 2009

Fue atacada en su portal

El fiscal mantuvo la petición de un total de 22 años de prisión para Oldemar Segundo P.W. como autor de una violación, otra en grado de tentativa y una agresión sexual cometidas entre febrero y junio de 2008 en la capital vallisoletana al entender que durante la celebración de la vista oral del juicio ha quedado demostrado que es el responsable de los hechos delictivos que se le imputan.
En concreto, el representante del Ministerio Público alegó que no sólo las tres víctimas le identificaron en rueda de reconocimiento, sino que además, en la primera sesión del juicio, las tres volvieron a señalarle como el autor de los hechos, según informaron a Ical fuentes jurídicas.
El fiscal pide 12 años por el delito de violación a R.A.G., seis por otro de violación en grado de tentativa a G.F.D. y cuatro más por agresión sexual a N.G.C., además de la pena de 12 días de localización permanente por tres faltas de lesiones, ya que, presuntamente, agredió a las tres al abordarlas.
En cuanto a las indemnizaciones, para la última reclama la cantidad de 560 euros por las lesiones y 6.000 por los daños morales; para G.F.D., de 120 euros por lesiones y 9.000 por daños morales; y para la única víctima de la violación, R.A.G., de 2.029 y 15.000 euros.
Por su parte, la acusación particular que representa a R.A.G. también mantuvo su petición de 12 años de prisión por el delito de violación y los 12 días de localización permanente por la falta de lesiones y una indemnización que supera los 20.000 euros por los daños morales causados hacia la persona de su cliente.
Sin embargo, la defensa insistió en la petición de libre absolución para su cliente, un joven de 23 años con antecedentes por delitos sexuales y nacionalidad ecuatoriana, al considerar que el caso de la presunta violación fue en realidad una relación sexual consentida y rechazar la autoría de los otros dos delitos, tal y como declaró el propio Oldemar Segundo P.W. en la primera sesión de la vista oral.
En este sentido, los forenses ratificaron el informe de la exploración ginecológica realizado a R.A.G. que recoge que no había huellas, ni signos de violación en la víctima, según apuntaron estas mismas fuentes. Tampoco se hallaron restos de ADN del presunto violador en el cuerpo de la joven, aunque sí de la víctima, en el preservativo que llevaba en el bolsillo cuando fue detenido este joven y que supuestamente había utilizado para consumar el acto.
El juicio, que se ha celebrado a puerta cerrada en la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Valladolid, quedó visto para sentencia.

Etiquetas:

entrada de tribulete @ 0:24

0 comentarios:

Publicar un comentario

ATENCION - Los comentarios se "Moderan" para evitar cualquier tipo de comentario violento, obsceno, abusivo, ilegal, racial, xenófobo, difamatorio o discriminatorio, lo que significa que tu comentario no se publicará inmediatamente.

El Blog se reserva el derecho de retirar, editar cualquier comentario o participación, para facilitar el normal funcionamiento de la comunidad. Por lo que te pedimos que te expreses de forma educada.

Por último, los autores de este blog no se responsabilizan de las opiniones y comentarios vertidos por los usuarios.

A continuación puedes publicar tu comentario:

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal