Todo lo que deseabas saber en Seguridad



sábado, 28 de noviembre de 2009

Crimen y ficción

Dos ONG suizas acusan en un informe a los videojuegos bélicos de violar el Derecho Internacional Humanitario y los derechos humanos.
'TRIAL' y 'Pro Juventute' llegaron a esta conclusión tras analizar casi una veintena de juegos de esta temática. Aseguran que estos juegos envían el mensaje de que no hay límites ni en la guerra ni en las acciones contraterroristas. Un informe que acaba con el mito de que todo el mundo sabe distinguir la realidad del mundo virtual.
"Hay estudios psicológicos que muestran que no está tan claro esta distinción entre la realidad y el mundo virtual. Hay gente incapaz de distinguirlo", explica a swissinfo.ch, Elisabeth Baumgartner, dirigente de 'TRIAL'. No obstante, también hay estudios realizados con soldados en Irak que muestran lo contrario.
"Son juegos muy realistas, las armas que incluyen son, por ejemplo, las usadas por el Ejército de los Estados Unidos. Muchas veces los juegos se emplean para entrenar a soldados por su hiperrealismo y por eso pensamos que tienen que tener un límite".
Michael Marugg, experto jurídico de 'Pro Juventute' asegura a swissinfo.ch que el respeto a los derechos humanos generalmente no es una pauta o norma común en este tipo de videojuegos.
"Estos juegos son artículos muy accesibles, todo el mundo puede disponer de ellos con suma facilidad, pero sólo unos pocos de ellos introducen la posibilidad de cumplir los derechos humanos, con lo que se constata que, al menos en teoría, es posible incorporar normas que animen al jugador a respetar los derechos humanos y el Derecho Internacional Humanitario", según Marugg.
Las violaciones más frecuentes afectan a los principios legales de distinción y proporcionalidad, que defienden a la población civil. Las leyes en tiempo de guerra se asientan sobre estos dos principios básicos.
En muchos casos aparecen torturas o ataques a inocentes o civiles. También se destaca la destrucción de propiedades civiles, daños a civiles no justificados por necesidades militares como ataques deliberados contra personas o lugares.
En algunos casos, se trata de edificios religiosos como mezquitas o iglesias. En los interrogatorios incluidos en los juegos, que en ocasiones finalizan con la ejecución de rehenes, el trato inhumano es frecuente.
El informe recomienda a los desarrolladores de juegos y productores que eviten construir escenarios que llevan con facilidad a violaciones de las reglas que imperan en los conflictos armados. Concluye que se debe luchar en este sentido para que los jugadores dispongan de una perspectiva más precisa, acorde con la legalidad y la realidad de los conflictos armados.
Los autores del estudio temen que los juegos creen en la gente ideas erróneas y conceptos falsos. "No queremos prohibir los juegos, sólo queremos mostrar las diferentes caras de la tecnología. Por supuesto que pretendemos impulsar el debate, y que sirva de punto de partida para que la gente reflexione", destaca Marugg.
Por ejemplo, se sugiere que en estos productos aparezcan los tribunales internacionales o el CICR.
Por su parte, Baumgartner, señala que estos juegos crean confusión en cuanto a la terminología y respecto a los términos jurídicos. "Bush declaró la 'Guerra contra el Terrorismo', pero eso en términos jurídicos no significa nada. No está claro si esta acción concreta la debe realizar la Policía o el Ejército, lo que aumenta la confusión ya que ambos actores están sujetos a distintas reglas".
"La Policía se somete a los derechos humanos mientras que los militares se rigen por el Derechos Internacional Humanitario. Las campañas contra los terroristas, por ejemplo, se producen en tiempos de paz, pero las efectúan los policías".
Algunos expertos cuestionan el informe y aseguran que el jugador distingue perfectamente entre la ficción y la realidad. Recuerdan que escenas de este tipo aparecen con frecuencia en el cine. Una opinión que no comparte Baumgartner.
"Es un rol diferente. Ver una película violenta es otra cosa. Con el juego, las personas deciden qué arma usar, si disparan por ejemplo a un civil, si matan o si someten a alguien a torturas. Por eso pensamos que los videojuegos son más graves que la películas", concluye Baumgartner.

Etiquetas:

entrada de tribulete @ 23:30

0 comentarios:

Publicar un comentario

ATENCION - Los comentarios se "Moderan" para evitar cualquier tipo de comentario violento, obsceno, abusivo, ilegal, racial, xenófobo, difamatorio o discriminatorio, lo que significa que tu comentario no se publicará inmediatamente.

El Blog se reserva el derecho de retirar, editar cualquier comentario o participación, para facilitar el normal funcionamiento de la comunidad. Por lo que te pedimos que te expreses de forma educada.

Por último, los autores de este blog no se responsabilizan de las opiniones y comentarios vertidos por los usuarios.

A continuación puedes publicar tu comentario:

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal