Todo lo que deseabas saber en Seguridad



martes, 8 de septiembre de 2009

Secuestro Express

Días pasados eran detenidos tres individuos en La Laguna, cuando supuestamente trataron de llevar a cabo un secuestro Express, en la persona de un conocido empresario de máquinas tragaperras y hostelería. Para ello, asaltaron a su víctima en su propio domicilio, a plena luz del día, las doce horas, el cual se encontraba en esos momentos en compañía de su esposa, su hija, una amiga de ésta y su hijo.
Este es el relato de cómo esa familia vivió los peores veinte minutos de su vida, tras ser atados por sus piernas con bridas pláticas e intimidados con armas de fuego para que revelasen donde ocultaban el dinero y las joyas. El cabeza de familia no llegó a revelar a los asaltantes su ubicación en esos momentos, el maletero de un viejo turismo y una caja fuerte en el dormitorio.
Una vez en comisaría, la víctima de setenta años de edad comenzó a atar cabos. Comenzó a recordar como durante el mes de julio había notado la presencia de un hombre sentado frente a su casa durante unos cuarenta minutos y que permanecía inmóvil. Tampoco le dio importancia a aquellos dos varones que se encontraban dentro de un turismo de color blanco en la calle donde vive. Como tampoco prestó atención a una llamada anónima de alguien que le manifestó que en el pasado había trabajado para él y que le relató: "Hay gente de Tabares que me está haciendo preguntas sobre los movimientos. Ten cuidado, te van a asaltar". Nunca supo quien trató de advertirle de lo que se le venía encima.
Por último, está el valor que mostraron los dos funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría de La Laguna, uno de ellos agente en prácticas y que arma en mano entraron en el domicilio y fueron intimidados por uno de los asaltantes, Máximo Calvo Monzón, que esgrimía una pistola. Rápidamente, depuso su actitud, no así Victoriano Acosta Díaz, que vestía ropa militar el cual tuvo que ser reducido ya que no tenía intención de deponer su actitud.
El relato de las víctimas apenas difiere una de otra. Providencial fue la llamada que pudo efectuar el hijo de la víctima al 1-1-2, lo que permitió que esta dotación policial detuviese in fraganti a dos de los tres supuestos asaltantes. El tercero, Juan Antonio Lechuga González, lo fue poco después puesto que dos de las víctimas pudieron identificar su rostro ya que en varias ocasiones se le cayó la camiseta con la que cubría su rostro. Este sujeto, según fuentes del CNP, participó en el atraco en 2007 al Bingo Ciudad de La Laguna, donde tres individuos portando armas de fuego se apoderaron de la recaudación del día.
Máximo Calvo Monzón, con antecedentes en 2007 por malos tratos físicos en el ámbito familiar y Victoriano Acosta Díaz, trabajaban como educadores en el Centro de Menores de Valle Tabares. Además, Victoriano prestó servicios como soldado profesional en misiones internacionales en Los Balcanes, motivo por el cual tenía amplios conocimientos en materia militar. Los investigadores creen que el hecho de que desempeñasen su labor en Tabares les permitió conocer los horarios de la Policía puesto que cuando deciden asaltar la vivienda, lo hacen a una hora cercana al relevo de los funcionarios que cubren la seguridad de la Ciudad de Los Adelantados.
El relato que hacen las víctimas a los agentes en Comisaría es escalofriante. Así la esposa del empresario, la única persona a la que no colocaron bridas puesto que está enferma. La mujer, de 63 años, escuchó como los perros ladraban enloquecidos y a su hija gritando. En ese momento se levantó de la cama y lo único que acertó a ver fue como uno de los asaltantes la estaba encañonando con una pistola al tiempo que le decía: "Tranquila, tranquila, venga para fuera". Entonces, uno de ellos que parecía ser el jefe le dijo: ¿Dónde está el dinero? ¿Dónde está la caja fuerte?, al tiempo que la intimidaba como expresiones del tipo: "Miren que si nosotros la encontramos ya verán lo que les vamos a hacer".
Tal vez, Victoriano Acosta, aprovechando su paso por Los Balcanes, se expresaba a tenor de lo relatado por las víctimas, como si tuviese acento de la Europa del Este.
Fue precisamente esta mujer, la que mediante señas pudo guiar a los funcionarios de Policía hasta los asaltantes. Los agentes se vieron ayudados en su labor por los vigilantes de seguridad de una de las facultades próxima a la vivienda asaltada, quienes retuvieron en un radiopatrulla a uno de los asaltantes.
Los efectos intervenidos a los asaltantes revela a la Policía el hecho de que el secuestro Express que pretendían llevar a cabo fue planificado de antemano. Así el uno de prendas militares para infundir un mayor temor a sus víctimas. Del mismo modo, el uso de bridas plásticas denota una violencia en su modus operando, así como el empleo de armas de fuego y blanca como forma de intimidar. Lo que parece no estar claro aún es el hecho de que tras esta planificación pudiera esconderse un autor intelectual.
A los detenidos se les intervino una amplia panoplia de armas. Así destacan dos puñales, uno submarino. Un machete, tres pistolas eléctricas taser de color negro, similares a las empleadas por alguna Policía Local del Archipiélago, una de las cuales es capaz de efectuar una descarga eléctrica de 100.000 voltios, un dispositivo para aplicar gases tóxicos, botas militares, uniformes y pantalones de camuflaje componen este arsenal.
Aunque la parte más peligrosa del mismo lo componían dos armas de fuego, una de color plata marca Smith & Wesson y otra de color negro Marksman, las cuales fueron remitidas a la Brigada de Policía Científica.Hoy los tres asaltantes se encuentran en la prisión Tenerife II a la espera del juicio.
Este nuevo caso de secuestro Express, trae a la memoria el vivido por el propietario de Combustibles Melián, el cual fue retenido el pasado año durante varias horas y trasladado a un paraje del Monte de Las Mercedes y atado a un árbol hasta que su familia trajese a los delincuentes una cantidad de dinero que oscila entre los 6.000 y los 10.000 euros. A fecha de hoy la Policía no ha facilitado información alguna al respecto. ¿Tendría alguno de los ahora detenidos algo que ver en este caso?
Si la labor de Policía Judicial tiene su mérito, no menos importante es la que llevaron a cabo los primeros agentes de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Comisaría lagunera que llegaron al lugar, quienes tras saltar la tapia no sabían lo que podrían encontrarse. Lo que hallaron no deja lugar a dudas del temple que hay que mostrar cuando los "malos" van armados y no obedecen. Mantener la serenidad, no perder el tipo y no tener la tentación de apretar el gatillo cuando has desenfundado el arma reglamentaria y está siendo apuntado por un delincuente, sólo habla bien del elevado grado de preparación y temple de los dos policías que detuvieron a Máximo Clavo y Victoriano Acosta.

Etiquetas:

entrada de tribulete @ 8:40

0 comentarios:

Publicar un comentario

ATENCION - Los comentarios se "Moderan" para evitar cualquier tipo de comentario violento, obsceno, abusivo, ilegal, racial, xenófobo, difamatorio o discriminatorio, lo que significa que tu comentario no se publicará inmediatamente.

El Blog se reserva el derecho de retirar, editar cualquier comentario o participación, para facilitar el normal funcionamiento de la comunidad. Por lo que te pedimos que te expreses de forma educada.

Por último, los autores de este blog no se responsabilizan de las opiniones y comentarios vertidos por los usuarios.

A continuación puedes publicar tu comentario:

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal