Todo lo que deseabas saber en Seguridad



viernes, 25 de septiembre de 2009

Cuidado con los Campamentos de Verano

“Gordo, seboso, la tienes como un chocho”. Humillaciones y vejaciones como éstas son las que utilizaban el director y un monitor del albergue de La Santa para referirse a los menores en un campamento que tuvo lugar en verano de 2008, según el escrito de acusación de la Fiscalía. Ahora, la jueza ha ordenado la apertura del juicio oral, donde serán juzgados estos hechos.
La magistrado María Dolores García, del Juzgado de Instrucción Número 2 de Arrecife, dio así curso, el pasado 24 de agosto, a la solicitud de la Fiscalía, tras los sucesos ocurridos en La Santa, por los que están acusados Agustín David Dios Coelho y Cristóbal Herrera Hernández, así como un menor de 17 años, aunque este último expediente lo lleva la Fiscalía de Menores.
Cuando la jueza dictó esta medida, el pasado 24 de agosto, los acusados no tenían asignado todavía un abogado. Por ello, les dio “un plazo de tres días” para que compareciesen en la causa con un letrado que les defienda. A partir de ahí, tenían un plazo de diez días para presentar los escritos de defensa. Asimismo, la magistrado ha determinado “como órgano competente para el enjuiciamiento de la presente causa, el juzgado de lo penal de Arrecife que por turno le corresponda”.
La Fiscalía de Arrecife solicita más de siete años de prisión para los dos acusados de vejar presuntamente a seis menores, de entre diez y doce años, en el segundo turno del campamento que tuvo lugar en el verano de 2008 en la localidad de Tinajo. Estas dos personas están acusadas por seis delitos contra la integridad moral cometidos respecto de otros tantos menores de edad.
En este sentido, se piden penas de quince meses de prisión por cada uno de los delitos cometidos y una indemnización de 3.000 euros por cada menor por los perjuicios morales causados. Además, la Fiscalía reclama que por estas cantidades respondan subsidiariamente tanto la entidad encargada del campamento “Extraocio S.L.” como el Cabildo de Lanzarote.
Fueron muchos los capítulos humillantes que sufrieron estos niños pequeños, según indica el Ministerio Público, que resume en su escrito de acusación uno de los episodios más dolorosos por los que tuvieron que pasar seis menores: “Obligaron a los niños a salir de la habitación sobre las 23.00 horas de un día no concretado. Les hicieron quitarse las prendas superiores y a realizar en el patio y a la intemperie múltiples flexiones y abdominales. Al mismo tiempo, les mojaban con agua fría y a presión con una manguera”, recoge el texto.
Pero el documento va más allá y se centra en el caso de tres menores, que sufrieron las presuntas vejaciones de estos dos monitores. “Les quitaron las toallas, les abrieron las cortinas mientras se duchaban, haciendo que las niñas de su misma edad les vieran desnudos, agarrándoles las manos y los pies para que no pudieran taparse”. Durante esa misma noche estos responsables se cebaron supuestamente de uno de los menores, a quien le dijeron “gordo, seboso, la tienes como un chocho”. Minutos después, obligaron a tres niños “con cronómetro en mano” a limpiar por la noche los retretes de los baños.
Según se explica en el escrito de acusación, en 2008 la empresa “Extraocio S.L.” firmó un contrato de prestación de servicios con la Consejería de Juventud y Deportes de la primera institución lanzaroteña. Esta entidad promovía una actividad que tenía como objetivo el “servicio de dinamización de la campaña de verano del albergue de La Santa” para el período comprendido entre los días 1 y 10 de julio del pasado año. “Era un campamento para niños de entre seis y 12 años de edad, por el cual la entidad recibió un montante de 12.500 euros del Cabildo y 125 euros por cada uno de los niños inscritos”, según la Fiscalía.
Según recoge este documento, durante este tiempo, Agustín David Dios desempeñó las funciones de director y máximo responsable del campamento, “conviviendo con los niños y los monitores y el resto de personal en las instalaciones y fue la persona encargada de la selección y contratación de todo el personal, entre ellos un menor de 17 años contra el que se sigue un expediente ante la Fiscalía de Menores”.
Asimismo, el director de estas actividades también contrató a Cristóbal Herrera, otro monitor acusado en esta causa, que contaba con antecedentes penales por conducir bajo los efectos de bebidas alcohólicas. Además, según este escrito, “carecía de cualquier tipo de cualificación o titulación para el desempeño de las funciones de monitor de menores de edad”.
Por todas estas vejaciones, el fiscal solicita 90 meses de prisión para ambos acusados por seis delitos contra la integridad moral. Aunque la jueza ha ordenado ahora la apertura del juicio oral, la vista todavía tardará varios meses en celebrarse.

Etiquetas:

entrada de tribulete @ 22:07

0 comentarios:

Publicar un comentario

ATENCION - Los comentarios se "Moderan" para evitar cualquier tipo de comentario violento, obsceno, abusivo, ilegal, racial, xenófobo, difamatorio o discriminatorio, lo que significa que tu comentario no se publicará inmediatamente.

El Blog se reserva el derecho de retirar, editar cualquier comentario o participación, para facilitar el normal funcionamiento de la comunidad. Por lo que te pedimos que te expreses de forma educada.

Por último, los autores de este blog no se responsabilizan de las opiniones y comentarios vertidos por los usuarios.

A continuación puedes publicar tu comentario:

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal