Todo lo que deseabas saber en Seguridad



martes, 22 de septiembre de 2009

Seguimos con la cuenta II y III


Los agentes de la Brigada de Homicidios de la Policía Nacional que investigan el asesinato de una mujer hallada el pasado sábado en su vivienda de la calle Bravo Murillo descartan que el móvil del crimen sea un robo o un caso de violencia de género, según informaron este lunes fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.
Los médicos del Instituto Anatómico Forense de Madrid han practicado ya la autopsia de la mujer, cosida a puñaladas, y a lo largo del día de este lunes pondrán el cuerpo a disposición de la familia a no ser que la Policía lo requiera para practicar más pruebas, según indicaron fuentes regionales.La mujer, de 31 años de edad y natural de Badajoz, fue encontrada en la tarde del pasado sábado en el sexto piso del número 39 de la calle Bravo Murillo de la capital. El cadáver presentaba múltiples heridas, al parecer realizadas con arma blanca, por todo el cuerpo, fundamentalmente en el tórax y en el cuello.
La Policía continúa la investigación y no ha localizado aún el arma blanca con que presuntamente fue agredida la joven, cuyo domicilio se encontró ordenado y sin que evidenciara ningún signo de violencia.Según la Jefatura Superior fue el hermano de la víctima quien, sobre las 17.00 horas de la tarde del sábado, halló su cuerpo y alertó a la Policía cuando, tras varios días sin saber de ella acudió a su domicilio.
La joven, identificada como Consolación G.G. vivía sola, pero tenía novio, al que la Policía ya ha tomado declaración junto al hermano.Otra posible prueba estaría en las cámaras de seguridad con las que contaba el edificio de viviendas donde se encontró el cadáver, una de ellas situadas a pocos metros del portal de la víctima. Además, varias barreras impiden la entrada y salida libre de vehículos y peatones a la comunidad de propietarios.
El jefe de la Brigada Provincial de la Policía Judicial de Madrid, Emilio Alcázar, informó este martes de que el supuesto autor del asesinato de Consolación García García, que tuvo lugar el pasado sábado en la calle Bravo Murillo, se encuentra en "tratamiento psicológico". También señaló que el móvil del crimen "podría ser sexual".
Alcázar afirmó que en el momento en el que el supuesto agresor, Jaime M. G, de 53 años y "sin antecedentes penales", prestó declaración a los agentes lo hizo "lúcidamente". También anunció que durante este martes "pasará a disposición judicial".Por otro lado, descartó que se trate de un nuevo caso de violencia de género, pues la relación entre ambos, según subrayó, fue "casual". En este sentido, la jefa de comunicación de Jefatura Superior de Policía de Madrid, Ester Arén, aseveró que el suceso ha sido "algo que le puede pasar a cualquier persona en cualquier ciudad o parte del mundo". "Se encontró en el momento inoportuno a la persona inadecuada", concluyó.El hermano encontró el cadáverPasadas las cinco de la tarde, una llamada al 091 informaba que en la calle Bravo Murillo, número 39, había aparecido el cadáver de una chica joven en su domicilio. El hermano de la víctima y la pareja sentimental de la víctima acudieron a la vivienda preocupados porque Consolación no atendía sus llamadas. Con las llaves del hermano accedieron al interior y encontraron en el suelo de la habitación el cadáver de la mujer en un charco de sangre.
Inmediatamente, se puso en marcha el protocolo de actuación policial ante delitos violentos.
Agentes de radiopatrulla del distrito protegían el lugar hasta la llegada de los investigadores del Grupo X de Homicidios y agentes de la Brigada Provincial de Policía Científica para llevar a cabo la Inspección Ocular. El hecho de que la puerta del domicilio no estuviera forzada y la casa perfectamente ordenada, descartaron el robo como móvil del crimen.
Las primeras declaraciones de la pareja sentimental y del hermano de la víctima, explicando sus movimientos la noche anterior, hacían suponer que no se trataba de un caso de violencia de género.En la inspección ocular buscaron algún indicio que les pudiera poner tras la pista del agresor o agresores. Y la encontraron. Una prueba documental llevó a los agentes hasta el asesino.
El domingo a mediodía, Jaime M. volvía de hacer la compra cuando agentes de Homicidios le invitaron a desplazarse a dependencias policiales para declarar. De forma libre y voluntaria accedió a tal invitación. Ya en la Brigada de Policía Judicial, Jaime declaró que conocía de vista a la fallecida por ser vecina del barrio y que la noche anterior, cuando iba acompañado de un amigo, se la había encontrado en una zona de bares. El amigo decidió irse a su casa y Jaime acompañó a la chica a su domicilio.La inspección ocular y el registro posterior en la vivienda del detenido aportaron suficientes pruebas a la investigación para considerarle el autor material de los hechos.

Etiquetas:

entrada de tribulete @ 21:17

0 comentarios:

Publicar un comentario

ATENCION - Los comentarios se "Moderan" para evitar cualquier tipo de comentario violento, obsceno, abusivo, ilegal, racial, xenófobo, difamatorio o discriminatorio, lo que significa que tu comentario no se publicará inmediatamente.

El Blog se reserva el derecho de retirar, editar cualquier comentario o participación, para facilitar el normal funcionamiento de la comunidad. Por lo que te pedimos que te expreses de forma educada.

Por último, los autores de este blog no se responsabilizan de las opiniones y comentarios vertidos por los usuarios.

A continuación puedes publicar tu comentario:

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal