Todo lo que deseabas saber en Seguridad



sábado, 27 de marzo de 2010

El Nuevo "Dioni"


Un hombre de 55 años fue detenido después de que fuera sorprendido manipulando el cajero interior de una entidad bancaria de la calle Libreros en Alcala de Henares,Madrid.
Su intento se habría quedado en una anécdota si no fuera porque los agentes del Grupo II de la Comisaría de Alcalá descubrieron, después de detenerle, que ya había sustraído 11.940 euros del mismo banco en tres robos cometidos en los meses de noviembre y diciembre del pasado año. El arrestado, vigilante de una empresa de seguridad que trabaja para la misma entidad, utilizaba para perpetrar sus robos dos llaves maestras, con las que abría la puerta exterior y la tapa del cajero.
Las cámaras de seguridad le descubrieron y los agentes del Cuerpo Nacional de Policía llegaron antes de que intentara huir, después de recibir una llamada de la empresa de seguridad que visionaba las imágenes.Le encontraron en el vestíbulo interior del banco, con dos juegos de llaves encima, manipulando la tapa del cajero automático, que se hallaba abierta.
Contó a los agentes que era vigilante de seguridad y que estaba sacando dinero como cualquier cliente; y que uno de los juegos de llaves lo había encontrado en la cerradura de la puerta del cajero.
Pero no era la primera vez que M.A.E.R.F.F. lo intentaba.Desde la entidad bancaria aseguraron que no era el primer robo que sufrían. Ya les habían sustraído 640, 5.910 y 5.390 euros, siempre del mismo cajero, en tres robos que denunciaron a mediados del mes de noviembre y a principios de diciembre. En total, el vigilante había conseguido llevarse 11.940 euros; y lo había intentado en otras cinco ocasiones, la última el pasado 25 de enero.
En todos los casos observaron en las grabaciones de las cámaras interiores como un hombre manipulaba el cajero automático.Se tapaba la cara con la capucha de su abrigo y con unas gafas oscuras.Tenía entre 50 y 55 años y llevaba perilla.
Era cierto que M.A.E.R.F.F. trabajaba como vigilante de seguridad. Pero se comportaba como todo un Dioni. Gracias a que trabajaba en una empresa de seguridad que daba servicio a la entidad bancaria, se había hecho con dos llaves maestras con las que abría la puerta exterior del cajero y la tapa del mismo.
En el módulo de ingresos de la máquina colocaba un dispositivo con el que lograba almacenar el dinero que los clientes depositaban. Más tarde regresaba para abrir de nuevo el cajero y recoger los billetes que habían sido ingresados. Así llegó a llevarse los 12.000 euros, pero nueve veces fueron demasiadas como para que no le pillaran.

Etiquetas:

entrada de tribulete @ 19:15

0 comentarios:

Publicar un comentario

ATENCION - Los comentarios se "Moderan" para evitar cualquier tipo de comentario violento, obsceno, abusivo, ilegal, racial, xenófobo, difamatorio o discriminatorio, lo que significa que tu comentario no se publicará inmediatamente.

El Blog se reserva el derecho de retirar, editar cualquier comentario o participación, para facilitar el normal funcionamiento de la comunidad. Por lo que te pedimos que te expreses de forma educada.

Por último, los autores de este blog no se responsabilizan de las opiniones y comentarios vertidos por los usuarios.

A continuación puedes publicar tu comentario:

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal