Todo lo que deseabas saber en Seguridad



jueves, 17 de diciembre de 2009

Inculpado en un crimen

Ramón Fernández, el vecino de Riobóo (Cenlle), procesado por la muerte de la joven María Socorro Silva en febrero de este año, volvió a autolesionarse en prisión, a sólo 18 días de ser dado de alta de las heridas graves que se causó con un lapicero. El inculpado en la muerte de la mujer que ejercía la prostitución se recupera en el Complexo Hospitalario de las heridas ocasionadas en el abdomen con una cuchilla de afeitar. Mientras, el juez instructor acordó dirigir sólo el procesamiento contra él.
LLevaba poco más de dos semanas en la prisión de Pereiro, desde que le fuera dada el alta en el Complexo Hospitalario, y volvió a ser hospitalizado por autolesionarse. Una vez más. Ramón Fernández Álvarez, inculpado en el asesinato de la joven brasileña que ejercía la prostitución, María Socorro Silva de Oliveira, en febrero de este año, aprovechó una visita al cuarto de baño para coger una maquinilla de afeitar, de la que utilizan los presos en su aseo personal, y se rasgó el abdomen, perdiendo abundante sangre.
Posteriormente, según la versión que ofreció él mismo a los responsables de su seguridad, la arrojó por inodoro. Los hechos ocurrieron pese a que tiene asignados dos internos que vigilan atentamente sus pasos, dado que Fernández Álvarez está incurso en el Protocolo de Prevención de Suicidios (PPS). Esta es la tercera vez que intenta hacerse daño desde que ingresase en prisión el 27 de febrero.
El imputado en la muerte de la joven brasileña, a la que presuntamente pegó dos tiros de escopeta, se recupera lentamente de las heridas causadas con su acción, que requirieron varios puntos de sutura. Precisamente, el primer domingo de noviembre también aprovechó, mientras un compañero dormía, para clavarse un lápiz en el abdomen, que incluso le dañó en páncreas.
La estancia en el hospital del vecino de Riobóo (Cenlle) coincide con la decisión del titular del Juzgado mixto número 1 de Ribadavia, Luis Deaño, en continuar el proceso penal solamente contra él, ya que en un auto rubricado este pasado lunes acordó archivar el procedimiento contra Antonio M.G., el septuagenario al que Ramón Fernández incrimina en la muerte de la joven. Según el auto, ‘de las diligencias instructoras practicadas no se deduce indicio alguno que permita presumir la participación de Antonio M.G. en los delitos’.

Etiquetas:

entrada de Asemon @ 19:33

0 comentarios:

Publicar un comentario

ATENCION - Los comentarios se "Moderan" para evitar cualquier tipo de comentario violento, obsceno, abusivo, ilegal, racial, xenófobo, difamatorio o discriminatorio, lo que significa que tu comentario no se publicará inmediatamente.

El Blog se reserva el derecho de retirar, editar cualquier comentario o participación, para facilitar el normal funcionamiento de la comunidad. Por lo que te pedimos que te expreses de forma educada.

Por último, los autores de este blog no se responsabilizan de las opiniones y comentarios vertidos por los usuarios.

A continuación puedes publicar tu comentario:

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal