Todo lo que deseabas saber en Seguridad



jueves, 12 de noviembre de 2009

¡¡Inocente!!,Vaya Jurado


Las cinco mujeres y los cuatro hombres que integraban el jurado han mantenido que 'no hay pruebas que den garantías absolutas' de que, la noche del 8 de octubre de 2006, Miguel S.G. rociara a Sandra Soledad Vergara, su pareja desde hacia varios meses, y le prendiera fuego, lo que le causó la muerte.
En la motivación de la absolución del procesado, el jurado ha valorado la 'coherencia' de la declaración de Miguel S., las declaraciones de los testigos amigos de la pareja que explicaron que tenían una buena relación y que estaban ilusionados con el embarazo, las declaraciones de las vecinas y sanitarios que atendieron a la chica en su agonía y las pruebas del incendio.
De todo ello concluyen que tienen dudas de cómo se produjo el incendio, en concreto han explicado que no ha quedado acreditado que el procesado provocara el incendio y que no ha quedado determinado el origen del fuego.
En cuanto a las declaraciones de los vecinos de la pareja y de las doctoras que atendieron a la víctima en el lugar de los hechos, algunas de las cuales afirmaron que la víctima les relató que el acusado le había rociado y prendido fuego, los miembros del jurado han creído que se había producido 'un abanico demasiado amplio' de afirmaciones y negaciones y que, aunque la mujer lo hubiera dicho, en la situación que estaba quizás no sabía exactamente lo que había sucedido.
El jurado ha hecho referencia al estado de la mujer, que presentaba el 97% del cuerpo quemado, además de que en su estómago se encontró una gran concentración de un componente activo de unas pastillas para dormir.
Según el jurado, la debilidad de la mujer 'podía haber deformado la realidad de los hechos que acababan de pasar', además, han indicado que 'no existe ningún indicio o prueba que demuestre que la afirmación de la mujer fuera cierta'.
Los miembros del jurado tenían una 'duda razonable' y, por lo tanto, han absuelto al procesado.
El fiscal y la abogada del Estado solicitaban para Miguel S. una pena de 20 años de cárcel por asesinato, aborto, daños e incendio.
El abogado de la defensa Benet Salellas, que ha mostrado su satisfacción por haber ganado este caso, había solicitado la absolución por considerar que se trató de un incendio fortuito y, alternativamente, había pedido 5 años de cárcel por homicidio, con los atenuantes de embriaguez, reparación del daño y pena natural.

Etiquetas:

entrada de tribulete @ 21:09

0 comentarios:

Publicar un comentario

ATENCION - Los comentarios se "Moderan" para evitar cualquier tipo de comentario violento, obsceno, abusivo, ilegal, racial, xenófobo, difamatorio o discriminatorio, lo que significa que tu comentario no se publicará inmediatamente.

El Blog se reserva el derecho de retirar, editar cualquier comentario o participación, para facilitar el normal funcionamiento de la comunidad. Por lo que te pedimos que te expreses de forma educada.

Por último, los autores de este blog no se responsabilizan de las opiniones y comentarios vertidos por los usuarios.

A continuación puedes publicar tu comentario:

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal