Todo lo que deseabas saber en Seguridad



jueves, 12 de noviembre de 2009

De Juana

El etarra José Ignacio de Juana Chaos alegó hoy depresión y estrés postraumático para tratar de evitar su extradición a España, sin dejar de amenazar con una nueva huelga de hambre.
El abogado de De Juana Edward Fitzgerald, también aseguró que la Justicia española ha abusado del proceso de extradición al no presentar pruebas claras que demuestren que su detenido ha cometido un delito de enaltecimiento del terrorismo, acusación que calificó de "fabricada" y sustentada en "informaciones periodísticas".
Asimismo, el letrado insistió en que en España se está dando, además, un proceso judicial viciado en el que se prejuzga a su cliente "por sus opiniones políticas" y por la presión de algunos "grupos de víctimas" y, por lo tanto, se violan sus derechos fundamentales.
Con estos argumentos se defendió De Juana Cahos durante una vista que se celebra entre hoy y mañana en Belfast y tras la cual el juez instructor, Thomas Burgess, debe decidir si ratifica su decisión del pasado mes de marzo, cuando se pronunció a favor de la extradición.
Los planteamientos de la defensa fueron refrendados por uno de sus testigos, el experto en psiquiatría forense Adrian Thomas Grounds, quien basó su diagnóstico sobre la actual salud mental del ex jefe del "Comando Madrid" de ETA en dos entrevistas, con intérprete, de cuatro horas cada una, aproximadamente.
El experto consideró "creíble" el relato del etarra, quien le habló de las torturas sufridas durante sus años de detención e incomunicación, entre las que citó "descargas eléctricas".
En el transcurso de su evaluación, recordó el médico, se detectó en De Juana un cuadro de "depresión y de estrés postraumático", el cual "empeoraría severamente" si regresase a España porque, según él, volvería a las condiciones que propiciaron la aparición de esas enfermedades psíquicas.
En ese caso, Grounds aseguró que, por su situación, De Juana no "podría afrontar otro periodo de detención prologada", sus síntomas empeorarían y podría contemplar la posibilidad del "suicidio" a través de otra huelga de hambre.
Interrogado después por el abogado que representa los intereses de la Justicia española en este tribunal norirlandés, Stephen Ritchie, el médico reconoció que De Juana nunca tuvo tendencias suicidas durante el tiempo que estuvo encarcelado en España y que las huelgas de hambre "representaban una forma de resistencia".
No obstante, precisó Grounds, otra huelga de hambre ahora podría tener un componente de resistencia "y otro subyacente" de suicidio.
Ritchie cuestionó el posible empeoramiento de la salud del acusado al recordar que si De Juana es finalmente extraditado y condenado por la Justicia española, la pena máxima por el delito de enaltecimiento del terrorismo son dos años.
Además, el letrado le recordó que su propia evaluación médica puede servir para que sus representantes legales soliciten otro examen psiquiátrico, pidan su puesta en libertad bajo fianza o para que el juez instructor considere una reducción de la pena en caso de que sea hallado culpable.
Ritchie también dejó entrever que su colega de la defensa había pecado de "falta de confianza y de respeto" al sugerir que el caso de extradición presentado por las autoridades españolas es "inmensamente desproporcionado e inhumano" y cuyo único objetivo es compensar la reducción de pena de De Juana.
La defensa sostiene que la orden de extradición se basaba en informaciones periodísticas que reproducían las palabras de una carta leída por una mujer en el homenaje que se rindió en agosto de 2008 en San Sebastián a De Juana -ausente de ese acto- tras su salida de la cárcel, donde cumplió 21 de los 3.000 años de prisión a que fue condenado por 25 asesinatos cometidos como miembro de ETA.
La Audiencia Nacional española cree que puede haber delito en el final de la misiva, atribuida al excarcelado, que reza: "Sólo quiero recordar las palabras de un gran hombre y por suerte amigo de este pueblo: '¡Aurrera Bolie!' ('Adelante la pelota', en lengua vasca)", expresión con la que el fallecido histórico dirigente de ETA Domingo Iturbe Abasolo, alias "Txomin", solía terminar sus discursos.
En su resolución del pasado 10 de marzo, el juez Burgess dio luz verde a la petición española al considerar que ese delito justifica la extradición del acusado en virtud de la ley británica sobre terrorismo de 2006.
Burgess ha vuelto a convocar mañana a las partes en el complejo judicial de Laganside, en Belfast, a partir de las 09.45 horas GMT para terminar de escuchar sus argumentos.

Etiquetas:

entrada de tribulete @ 21:04

0 comentarios:

Publicar un comentario

ATENCION - Los comentarios se "Moderan" para evitar cualquier tipo de comentario violento, obsceno, abusivo, ilegal, racial, xenófobo, difamatorio o discriminatorio, lo que significa que tu comentario no se publicará inmediatamente.

El Blog se reserva el derecho de retirar, editar cualquier comentario o participación, para facilitar el normal funcionamiento de la comunidad. Por lo que te pedimos que te expreses de forma educada.

Por último, los autores de este blog no se responsabilizan de las opiniones y comentarios vertidos por los usuarios.

A continuación puedes publicar tu comentario:

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal