Todo lo que deseabas saber en Seguridad



viernes, 23 de octubre de 2009

Por "gastar mucho gas"

Las quemaduras y moretones en el rostro de Elena R. aún reflejan la gravedad de la agresión sufrida en el barrio de la Fuensanta de Valencia, cuando su compañera de piso le derramó un cazo con agua hirviendo, por, simplemente, gastar demasiado gas.
"Me tiró el agua a la cara, estaba ardiendo, me quemaba todo, pero llevaba a mi hija (de diez meses) en brazos y no podía dejar que le pasara nada".
Elena R. relató ayer paso a paso lo sucedido aquel día, hecho del que informó en exclusiva Levante-EMV, y especificó que no entiende los motivos de la agresión de su compañera de piso, ya que ambas compartían gastos con una tercera mujer.
"No sé por qué se enfadó porque calentara el biberón de mi hija, yo pago el alquiler también", explicó.
La víctima, de 27 años y nacionalidad rumana, vivía junto a su presunta agresora, en un piso del barrio de la Fuensanta, desde mediados del mes de mayo. Por su parte, la acusada, de 22 años y origen nigeriano, fue detenida por la policía y puesta en libertad tras prestar declaración ante el juez.
Por la noche "estaba calentando el agua para darle la cena a mi hija", relató Elena,en un momento dado dejó el cazo en el fuego y se marchó un segundo a la habitación, mientras seguía calentándose el biberón. Sin embargo, "cuando he vuelto el fuego estaba apagado", añadió. La mujer volvió a encenderlo y su compañera de piso lo volvió a apagar diciéndole que estaba gastando mucho gas."Le dije que tengo sus mismos derechos porque también pago el alquiler".
Acto seguido, "me dice que siempre hago lo que me da la gana y me tira el cazo a la cara", aseguró Elena."Cuando me tiró el agua hirviendo sólo pensaba en proteger a mi niña", afirma la mujer. "Puse a mi hija en el suelo, para que no le pasara nada, y me empezó a pegar y a gritar: "Te mato, te mato"", relató la víctima.
"No podía pararla de la fuerza que tenía, y la cara me ardía", añadió.
Elena se revolvió y cogió de nuevo a su hija, para ponerla a salvo. Entonces, "me coge del pelo y me tira al suelo con ella en brazos". En ese momento entró la otra mujer que estaba en el piso y gritó a la agresora para que dejara de golpearla. La agresora, que seguía amenazándola con matarle, cogió un cuchillo y se fue a por ella.
Fue entonces cuando Elena consiguió huir de la casa con su hija en brazos y fue a pedir ayuda. "Me fui sin zapatos ni nada, directa al hospital, porque me dolía mucho la cara y pensaba que también le había hecho daño a mi hija al intentar arrebatármela", explicó.

Etiquetas:

entrada de tribulete @ 21:42

0 comentarios:

Publicar un comentario

ATENCION - Los comentarios se "Moderan" para evitar cualquier tipo de comentario violento, obsceno, abusivo, ilegal, racial, xenófobo, difamatorio o discriminatorio, lo que significa que tu comentario no se publicará inmediatamente.

El Blog se reserva el derecho de retirar, editar cualquier comentario o participación, para facilitar el normal funcionamiento de la comunidad. Por lo que te pedimos que te expreses de forma educada.

Por último, los autores de este blog no se responsabilizan de las opiniones y comentarios vertidos por los usuarios.

A continuación puedes publicar tu comentario:

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal